Charla en la ARV

El pasado jueves 2 de febrero asistí al Centro de Ajuste de San Juan de la Administración de Rehabilitación Vocacional para dar una charla sobre perros guías. Debido al alto nivel de agradecimiento que tengo con ellos ya que cuando fui un consumidor de sus servicios recibí un trato de primera, fue una gran oportunidad para poder devolver una pequeña parte de lo que había recibido de ellos. Espero que me sigan invitando.

En la charla me dirigí a un grupo de personas en los que habían posibles futuros usuarios de perros guías. En la primera parte de la charla, hablé sobre mi proceso de aprendizaje de Orientación y Movilidad, y sobre mi proceso de investigación sobre los perros guías, y sobre las distintas escuelas disponibles. Expliqué el proceso de admisión, y hablé sobre el entrenamiento, tanto del perro, como el de la persona ciega.

En la segunda parte de la charla, contesté preguntas del público. Creo que aclaré muchas dudas, las cuales yo también había tenido en algún momento. Sin embargo, la pregunta más interesante fue si yo había considerado en algún momento el tener en lugar de un perro guía, un caballo guía. La realidad es que no sabía que esta opción existe. Esa noche investigué el asunto, y aparentemente hay un programa experimental con unos caballos miniaturas. Estos caballitos son usados por personas que tienen alergias o miedos a los perros. Además, tienen la ventaja de que su vida útil puede ser de 40 años, lo que es mayor que la vida de un perro. Sin embargo, sigo prefiriendo tener un perro. Para quién interese más información, fotos o videos de estos caballitos, busquen en internet “guide horses”.