Día 5: El Perro con Botas

Hoy volvimos al pueblo a practicar en el mismo lugar que ayer el uso del perro con el arnés, pero hoy se le añadió lo que se conoce como el “Traffic Check”. En este caso hay una persona de la escuela que cruza su vehículo de manera inesperada frente al paso por dónde nos está guiando el perro. En mi caso, el perro se detuvo y se cruzó entre el carro y yo ligeramente. Esto brinda un sentido de confianza. En la tarde nos enseñaron a usar las lavadoras y secadoras de The Seeing Eye. En la tarde me entregaron unas botas para Pilgrim y me enseñaron como ponerlas. Los pasos del perro se escuchan extraños con estas botas. Su uso principal es en áreas con nieve en la que arrojan sal, la cual se pega a sus patas, y si la lamen, le puede hacer daño al perro.

Estos días nos hemos movido en el edificio usando sólo la correa en el perro, pero para la cena de hoy, iremos usando el arnés. Poco a Poco vamos progresando.

Estoy haciendo unas pruebas con la tecnología que traje, y es posible que pueda colocar una foto de Pilgram en el blog próximamente.

Carlos