Categorías
Opinión

Una China difícil de mondar

Trump era altamente criticado por referirse al Covid-19 como el “China Virus”o el “Chinese Virus”. La realidad es que él era criticado por cualquier cosa que saliera de su boca o de sus dedos en las redes, pero vamos a concentrarnos en lo del virus. Una vez se detecta este nuevo virus, se determina que el mismo era procedente de una provincia de China. Normalmente los virus han sido históricamente nombrados por su lugar de procedencia. Como ejemplos podemos indicar la Influenza Española, el Virus del Nilo Occidental, así como el Ebola, y el Zika. Todos estos nombres hacen referencia a algún lugar de nuestro planeta. El nombre del Virus de China no fue originado por Trump, y como cuestión de hecho ese era el nombre que se usaba al principio en cadenas noticiosas como CNN. Sin embargo, el gobierno de China no estaba contento con que este virus fuera parte de la lista de productos con el sello de “Made in China”.

No es secreto que Trump era un fuerte opositor de China. En su administración China pasó a ser para Estados Unidos lo que en el pasado había sido la Unión Soviética, y luego Rusia. El problema es que a diferencia de Rusia, China tiene fuertes intereses dentro de la economía americana, al igual que muchas compañías americanas tienen intereses en China. Es conocido que por ejemplo hay muchas compañías pertenecientes al gobierno de China que son parte principal en industrias americanas. Igual que se decía que los judíos en otra época controlaban Hollywood, ahora ese control lo tienen las compañías de china. Igualmente China controla muchas compañías que producen alimentos en Estados Unidos. La principal compañía distribuidora de carnes en Estados Unidos pertenece a China. Son cientos las compañías chinas que se mercadean en la bolsa americana.

Al tener estos tentáculos tan fuertes, el gobierno de China ha podido controlar lo que se dice de ellos en Estados Unidos. Por ejemplo, ahora es raro encontrar películas en que se muestren villanos procedentes de China. Incluso compañías como Apple no permiten en su servicio de streaming de vídeos contenidos que hablen mal de dos grupos. Estos son Apple y China. Igualmente La NBA no permite que sus jugadores hagan expresiones contra las políticas laborales de China. China posee una gran cantidad de la deuda de los Estados Unidos, entiendo que sólo superada por Japón. Un economista podría explicar mejor que yo como ha sido adquirida esa deuda, pero en un pequeño resumen, cada vez que una compañía China recibe pagos en dólares de compañías americanas, esa compañía china tiene que entregar esos dólares al gobierno de China a cambio de una moneda equivalente. Con esos dólares es que China ha podido adquirir los bonos del tesoro de Estados Unidos, al igual que una gran cantidad de compañías. Me podría extender con más ejemplos, pero no los creo necesarios.

Al punto que quiero llegar es que aunque se dice que es xenófobo referirse al Covid como el “Virus de China”, y así lo establecen los medios diciendo que llamar al virus por el lugar de procedencia a creado un ambiente de violencia contra la comunidad asiática en Estados Unidos, tengo una duda que quisiera alguien me aclare. ¿Si los medios condenan a alguien por hablar del virus de China, por qué esos medios no tienen problema con hablar de las variantes de Reino Unido, de Africa, de Brasil, y de California? Todas estas son variantes que han sido detectadas del Covid-19, y se refieren al lugar de dónde se han descubierto, y aunque tienen nombres codificados, los medios siguen usando el lugar para identificarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *