Tirando a Ciegas- Introducción

en Puerto Rico el asunto de la posesión de armas es uno muy controversial. hay personas que entienden que un arma de fuego es una herramienta que sólo sirve para propósitos criminales, y que sólo la deben poseer legalmente los oficiales del gobierno que están a cargo de capturar a estos criminales. En el otro lado de la moneda nos encontramos los que creemos que un arma de fuego es una herramienta legítima de defensa, además de funcionar como un instrumento de recreación. Supongo que los lectores de este artículo que pertenecen al grupo que no valoran la posesión de un arma de fuego, ya deben estar escandalizados con mi expresión de que un arma de fuego pueda servir de recreación. Por si acaso, no me refiero al entretenimiento de algunos de disparar de carro a carro. Esto lo hacen criminales con armas que no llegaron a PR de manera legal en la mayoría de los casos. Me refiero a la práctica legal de Tiro al Blanco. No olvidemos que el tiro al blanco es una actividad recreativa, y que incluso esta clasificado como un deporte a nivel olímpico, aunque tengo que indicar que en Puerto Rico es más difícil de practicar de forma legal que los deportes de invierno.

En Puerto Rico el poder portar, o incluso poseer un arma de fuego de forma legal es un proceso complicado y costoso, aparentemente por diseño de manera de poder evitar que el ciudadano bueno y responsable pueda obtener un arma de fuego en ley. Sin embargo,por lo que podemos leer en los periódicos diariamente para criminales el proceso es uno sencillo ya que obtener un arma ilegal sólo requiere de algunos dólares, y de conocer a la persona indicada. Desafortunadamente los criminales son ahora dueños de las calles ya que ellos portan armas, y se les facilita cometer fechorías sabiendo que sus víctimas con alta probabilidad no tienen un arma con que defenderse. Sin embargo, los opositores a la posesión de armas no ven nada malo en esto y entienden que para defenderlos es que cuentan con la Policía, lo que no es cierto, ya que la función principal de los policías es investigar el crimen, y tratar de capturar al ofensor luego de cometido el acto. Para colmo de males, es frecuente ahora en PR el que no sólo roban a la persona, sino que también abusan de las víctimas de manera física y emocional. El “código de honor” que existía antes de que si entregabas tu dinero al asaltante sin oponer resistencia y no te pasaría nada , ya no existe.

En la serie “Tirando a Ciegas” estaré publicando una serie de artículos sobre el asunto del control de armas en Puerto Rico, y de cual es el proceso para obtener un arma, de manera que puedas defenderte de forma legítima, y de acuerdo al derecho provisto por la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América. Me parece que la desinformación ha causado que muchas personas se opongan a la posesión de armas sin conocer los datos reales, y por ende, andan tirando a ciegas…