Categorías
Opinión

Pruebas Anti Dopaje en las Olimpiadas

Como introducción al tema que quiero discutir debo traer a la atención algo que algunas personas posiblemente no lo notaron, o que si lo notaron tal vez no sabes la razón. El dato es que en las olimpiadas que acaban de terminar en Tokyo no hubo participación de Rusia. Algunos me dirán que sí la hubo, pero es que este año en lugar de llevar las siglas RUS que normalmente han usado luego de la desaparición de la Unión Soviética, en esta ocasión tenían las Siglas ROC. Si bien es cierto que los atletas que participaron bajo esas letras y que proceden de Rusia, e incluso en su uniforme llevaban los colores de la bandera rusa, para todos los efectos no estaban compitiendo cómo atletas de ese país. Tenían prohibido como condición para participar en estas olimpiadas el llevar la bandera rusa, y cuando ganaban una medalla de oro, se tocaba una pieza de música clásica rusa, pero no el himno.

La razón de esto fue que Rusia fue suspendida de participar en eventos olímpicos como consecuencia a un escándalo que surgió años después de las olimpiadas de invierno que se celebraron en el 2014 en Sochi, Rusia. Luego de varios años un médico ruso indicó que para ese evento se había orquestado un esquema de dopaje de atletas rusos por parte del estado, y con la complicidad del comité anti dopaje de esa olimpiada. Para no penalizar a todos los atletas, pero sí al país, tanto en estas olimpiadas de Tokyo, como en las de invierno del 2022 los atletas rusos compiten como ROC, por sus siglas en inglés del Comité Olímpico Ruso.

Ahora veamos el tema de este escrito. Mientras por un lado se trata de que todas las competencias deportivas sean justas y en igualdad de condiciones por lo que se prohibe que se usen ciertas drogas o substancias que pueden mejorar el rendimiento de los atletas, no es menos cierto que por el otro lado, hay países e instituciones que buscan desarrollar este tipo de sustancias que permitan mejorar el rendimiento del atleta, pero que no pueda ser detectado en las pruebas utilizadas para esos efectos. Rusia no es el único país que ha cometido ese pecado. Hay datos históricos que demuestran muchos casos de dopaje en equipos de atletismo de muchos países. Si bien es cierto que posiblemente no los han detectado en juegos olímpicos, sí han habido muchos medallistas de oro que luego han sido detectados dando positivo en las pruebas anti dopaje en otros eventos mundiales. Por ejemplo, de los 8 semi finalistas de la carrera de los 100 metros, evento que es simbólico de lo que son unas Olimpiadas, que compitieron en los juegos de Seúl de 1988, sólo dos terminaron sus vidas atléticas con historial limpio.

Ahora viene la gran pregunta. ¿Vale la pena el que se sigan prohibiendo estas substancias? Estos productos prohibidos trabajan de muchas maneras diferentes. Algunos permiten que el cuerpo pueda absorber mejor el oxígeno, o incluso a evitar daño muscular. ¿Por qué no se permite el que se usen estas substancias y quién sabe si al final se puedan obtener unas que ayuden a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos comunes? La presunción de que se quiere competir con atletas humanos regulares ya de por si es falsa. Estos atletas de calibre olímpico no son normales. Son personas que se dedican a entrenar todo el tiempo. Utilizan maquinarias y terapias para desarrollar su masa muscular, rendimiento, y resistencia de una forma anormal. Si quieren atletas regulares, exijan que sean personas que trabajen diariamente de 8 a 12 horas en oficios regulares que no sean el entrenamiento de atletas.

Supongo que habrá personas que se opondrán a esta idea indicando que entonces las competencias no serían justas ya que las medallas serían ganadas por los países con la capacidad tecnológica para desarrollar estas substancias, pero mi contestación sería que busquen la lista de cuales son ahora los países con más medallas acumuladas. A final de cuentas, sabemos que los medicamentos para mejorar rendimiento en otro tipo de eventos son muy populares. Si no me creen, busquen cuanto dinero genera la compañía que desarrolló la Viagra.