Ponencia presentada en el Senado en relación a proyectos de animales de servicio

A continuación presento el texto de mi ponencia en las vistas públicas de hoy:

Ponencia Ing. Carlos M Contreras
Vista Pública del Senado
Comisión de Derechos Civiles, participación Ciudadana, y Economía Social
25 de febrero de 2015

Me llamo Carlos M Contreras Aponte, y soy una persona ciega que desde noviembre de 2011 utilizo un perro guía para realizar mis actividades cotidianas. Desde ese momento han sido muchas las ocasiones en las que se ha tratado de violar mis derechos, tanto en facilidades privadas como del gobierno, al tratar de impedir que yo acceda al lugar acompañado por mi perro guía. La ley federal “Americans with Disabilities Act”, mejor conocida como ADA protege desde el año 1990 el derecho de las personas con impedimentos a estar acompañados por animales de servicio legítimos, pero esto no ha sido un disuasivo para personas que tratan de impedir el disfrute del los derechos provistos por ADA. A nivel local se promulgó la ley 51 del año 1970, con algunas enmiendas posteriores, al igual que la ley 129 de 1995. Ambas leyes tenían la intención de garantizar el acceso de personas ciegas acompañadas por un perro guía. Desafortunadamente ninguna de las tres leyes mencionadas proveen un recurso que permita de manera fácil presentar una querella contra las personas que intentan limitar el acceso de animales de asistencia a servicios o lugares públicos.

En ambos cuerpos legislativos se han presentado proyectos cuyo propósito principal es el de crear un registro de animales de servicio, de manera que se pueda regular el uso de estos en Puerto Rico, y además se pueda penalizar , ya sea mediante multa, o incluso reclusión en cárcel, a personas que intenten violar los derechos de las personas con impedimentos que utilizan animales de servicio. Uno de estos proyectos es el P de la C 2066 el cual ya fue aprobado en la Cámara de Representantes, y el cual se encuentra en trámite en esta comisión. Mi intervención en este proceso se debe a que es necesario aprovechar la coyuntura histórica en el que ambos cuerpos legislativos han identificado la necesidad de atemperar las leyes locales sobre animales de servicio a las necesidades reales de la población que los requiere. En mi opinión, la legislación final que resulte de este proceso debe atender los siguientes problemas:

Las leyes locales no tienen la misma cobertura que la ley ADA en su definición del término “Animal de Servicio”.
No hay penalidad para las personas o entidades que impidan o intenten impedir el acceso a lugares o servicios de una persona con impedimentos debido a que está acompañada por un animal de servicio.
No hay penalidad para personas o entidades que certifiquen un animal de servicio para una persona que no reúne los requisitos médicos para necesitar uno, o para las personas que pretendan hacer pasar un animal común como si fuera uno de servicio.

El proyecto de la Cámara 2066 tenía en su versión original serias deficiencias, siendo una de ellas el que proponía condiciones explícitamente prohibidas por la legislación federal. Por ejemplo, el proyecto establecía que el acceso de un animal de servicio podía ser condicionado a que se presentara la chapa de registro, así como una certificación provista por el entrenador del animal. Sin embargo, la ley ADA prohibe este tipo de requerimiento, y establece las preguntas que están permitidas hacer a la persona acompañada por el animal de servicio. Debido a las deficiencias, el proyecto sufrió muchas modificaciones, y finalmente la versión aprobada realmente no tiene razón de ser. El proyecto enviado al Senado provee para la creación del registro de animales, pero el inscribir los animales de servicio no es obligatorio, por lo que podríamos continuar teniendo perros que no cualifican como animales de servicio, pero que sus dueños tratan de hacerlos pasar como si fueran uno. Además, aunque el registro sería voluntario,animales de servicio que no se registren podrían ser afectados al tratar de limitarse su acceso debido a que no posean la placa. El proyecto de la Cámara podría ser mejorado si se incluyen algunos artículos del P del S 746 de la senadora Santiago Negrón. Del proyecto del Senado se deberían tomar los artículos que proveen lenguaje para el proceso de registro de los animales de servicio y de los entrenadores. Sin embargo, es importante también incluir lenguaje que permita que animales de servicio que no sean entrenados en Puerto Rico, pero que se entrenaron en una escuela que a su vez esté certificada o afiliada a alguna organización reconocida, pueda ser inscrito en el registro de Puerto Rico. Ejemplos de este tipo de organización son la International Guide Dogs Federation, para el caso de las escuelas de perros guía, o la Assistance Dogs International, para las escuelas de otros animales de servicio que no son perros guía. La falta de lenguaje que permita el registro de animales de servicio entrenados fuera de Puerto Rico es mi crítica mayor al proyecto P del S 746.

En adición, se debe considerar el incluir multas a personas que a sabiendas intenten hacer pasar un animal no cualificado como si fuera uno de servicio. También se debe penalizar a las instituciones o individuos que certifiquen animales de servicio que no están debidamente entrenados, o que incluso su dueño no padezca un impedimento. A sido la proliferación de perros no cualificados que han creado las situaciones que han resultado en que en algunos lugares se pretenda prohibir la entrada de animales de servicio reales. Debemos eliminar la impunidad que existe para las personas que intentan estar acompañados en todas partes por sus mascotas haciéndolas pasar por animales de servicio. El mejor disuasivo es el conocimiento de que podrían ser multados, lo que no ocurre en este momento. También es importante que la ley sea clara en lo que es la definición de un animal de servicio, de forma tal que los dueños de animales de terapia, animales de compañía, o incluso de animales de apoyo emocional sepan que sus animales no son considerados como animales de servicio, y por lo tanto no tienen los mismos derechos que éstos.

Como se puede observar de la descripción de los problemas que enfrentamos los dueños de animales de servicio, la creación del registro de estos animales no aporta en nada a la solución. Este registro sólo serviría para llevar estadísticas , lo cual ciertamente no es malo, pero sólo si es de manera obligatorio. El registro debe ser obligatorio, o no se debe realizar, pero no debe ser opcional. Los problemas pueden ser solucionados con legislación adecuada que no requiera el registro obligatorio, ya que a final de cuentas, en el momento en que ocurre un incidente en el que se pretenda limitar el acceso a un animal de servicio, la certificación de registro no puede ser solicitada. Incluso la existencia de este registro podría hacer que algunas personas piensen que tienen derecho a requerir evidencia de la certificación, lo cual es contrario a la ley federal. Si se aprobara el registro, quedaría pendiente cuales serían los derechos de personas que se encuentren de visita en Puerto Rico acompañados por un animal de servicio. Más importante que el registro, es el que las personas acompañadas por un animal de servicio entiendan que ellas son responsables por cualquier acto inapropiado que cometa su animal, sin importar la acreditación o certificación que posea el animal.

En relación al registro de los entrenadores, indica el P del S 746 en su exposición de motivos que la intención es crear un registro similar al que lleva el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) para los contratistas, de manera que futuros clientes puedan verificar la reputación del entrenador que pretenden contratar. Dado que esta es una justificación válida, lo aconsejable sería que este registro en lugar de ser mantenido por OPPI, el Departamento de Salud, o el Departamento de Agricultura, sea mantenido también por DACO, ya que el propósito sería garantizar los derechos de los consumidores a recibir un servicio de calidad en el entrenamiento de su animal de servicio.

En resumen, el proyecto final que surja sobre el tema de los animales de servicio debe atender como mínimo los siguientes asuntos:
Definición del término “Animal de Servicio”.
Derechos de la persona acompañada por un animal de servicio.
Responsabilidades de la persona con impedimentos acompañada por un animal de servicio.
Penalidades para las personas que intenten impedir el acceso a servicios o lugares de personas acompañadas por animales de servicio.
Penalidades para entrenadores que certifiquen como animales de servicio animales que no cualifican.
Penalidades a personas que intenten hacer pasar una mascota como animal de servicio.

Como asuntos opcionales se podrían incluir los registros de los entrenadores, y de los animales, teniendo claro que este último existiría por un propósito estadístico, pero independiente a los derechos que cobijan a las personas con impedimentos que usan animales de servicio.

Por último, esta comisión también está evaluando el Proyecto de la Cámara 173 el cual pretende enmendar la ley 282 de 2002 que regula el transporte turístico terrestre de manera que se incluyan a todos los animales de servicio, y no sólo los perros guía, como animales que los transportistas están obligados a aceptar en sus vehículos. Deben enmendar el texto de este proyecto antes de ser aprobado ya que el mismo también incluye lenguaje contrario a la ley federal al indicar que se puede pedir evidencia de certificación. Este lenguaje puede crear problemas con los turistas, lo que afecta la imagen de nuestra isla.
Espero que mis sugerencias sean consideradas, de manera que se produzca un proyecto que sea de beneficio real para las personas con impedimentos que tenemos, y para las que podrían tener en un futuro, un animal de servicio.

Vista Pública en Senado sobre Proyectos de Animales de Servicio

La vista pública del Senado de PR en la que se atenderá el asunto de los proyectos relacionados a los animales de servicio será el próximo miércoles 18 de febrero a las 9:00 AM en el salón María Martínez. Este salón se encuentra en el anexo del Senado, cerca de la entrada que está localizada en el lado este del edificio, cerca del edificio de Medicina Tropical.

Hoy en la mañana me reuní, junto a Ramón Nevares, quien entrena animales de servicio, con el Lcdo. Pérez, quién es el Director Ejecutivo de la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y economía Civil del Senado. En la reunión también participó la senadora López León, quien preside esta comisión. En la reunión pudimos expresar nuestros comentarios a los proyectos que se estarán evaluando. Como buena noticia tengo que indicar que se nos informó que tienen la intención de preparar un proyecto sustitutivo, el cual incorporaría texto de los otros proyectos.

Entre las agencias que han sido invitadas a deponer se encuentran la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos, El depto. de Salud, el Depto. de Agricultura, El Dpto. de Transportación y Obras Públicas, El depto. de Educación, y otros que no recuerdo en este momento. Yo también tendré un turno para deponer, pero es importante que las personas que usen perros de servicio asistan a esta vista pública. No estoy pidiendo que estén 100 % de acuerdo con mi opinión sobre el asunto, o que incluso estén parcialmente de acuerdo conmigo. Lo importante es que hagan acto de presencia, y que dejen saber lo que piensan sobre este tema. Recuerden que en Puerto Rico no hay personas que sepamos más de este tema que nosotros que usamos nuestros animales de servicio los 7 días de la semana. Los senadores y las agencias que depondrán no son expertos en este tema, pero estoy seguro están dispuestos a escucharnos. Lo importante es que no se tomen decisiones sobre nosotros, sin que nos tomen en cuenta.

Participa en mi petición al Senado de PR

Estimados lectores de A Plena Vista:
Una amiga me preguntó como podía darme apoyo en mi solicitud al Senado para que revisen el P de la C 2066 de animales de servicio antes de que sea aprobado, de manera que realmente se redacte una ley que proteja a los usuarios legales de animales de servicio en Puerto Rico. Anteriormente yo había enviado un correo electrónico a los 27 senadores de nuestra isla, y se me ocurrió que ustedes también pueden colaborar en esta petición. Abajo aparece un formulario en el que se pide su información de contacto. Si usted decide ayudar en este esfuerzo, por favor complételo y oprima el enlace de “Enviar la Petición”, de manera que se estaría enviando a nombre de usted un mensaje con copia de la petición a los Senadores.

Sólo tienes que entrar tu nombre, apellido y correo electrónico. Además puedes añadir un comentario personal el cual se incluiría en el mensaje que se enviaría a nombre tuyo. En ese comentario puedes indicar si eres usuario de un animal de servicio, o cualquier otra cosa que se te ocurra indicarle de forma respetuosa a los miembros del Senado. Por favor eviten incluir comentarios no relacionados al tema de los proyectos de ley de animales de servicio.

Nota para las personas ciegas: En el área del formulario aparece un enlace que te permite leer el contenido del mensaje a enviarse. Sin embargo, aparentemente el texto aparece en un formato que no es compatible con los lectores de pantalla, por lo que estoy incluyendo una copia accesible El texto aparecerá en una nueva ventana.

Gracias anticipadas por tu colaboración.

Petición a Senadores sobre Animales de Servicio

Esta petición se ha cerrado.

Fecha de finalización: Feb 25, 2015

Firmas recogidas: 62

62 signatures

A continuación aparece un listado de las personas que recientemente han firmado la petición. Muchas gracias a todos.

Últimas Firmas
62Juan Carlos Salgado AbreuFeb 17, 2015
61enrique betancourtFeb 07, 2015
60mariely cruzFeb 07, 2015
59carmen moralesFeb 07, 2015
58Jeffrey Colonsaludos. Mi nombre es Jeffrey Colón y soy un usuario de un animal de servicio (perro guía para ciegos). Necesitamos que nuestra voz sea escuchada en todo momento. Pedimos respetuosamente al senado de Puerto Rico que se nos incluya en el proceso de revisión del P de la C 2066, para que realmente se firme un proyecto que tome en cuenta las necesidades de todos los usuarios de Animales de servicio.Feb 06, 2015
57Maritza GreenFeb 06, 2015
56Sacha LasantaFeb 06, 2015
55yomari serranoFeb 05, 2015
54Karla HernándezFeb 05, 2015
53waleska lugoFeb 05, 2015
52Norma Lasanta TorresFeb 05, 2015
51Ninoshka AlvarezFeb 05, 2015
50Leslie LasantaFeb 05, 2015
49Victor ContrerasFeb 02, 2015
48Linda littkeFeb 01, 2015
47Gildi DíazFeb 01, 2015
46Blanca TallajApoyo esta iniciativa. Feb 01, 2015
45Gustavo Pacheco-CrosettiFeb 01, 2015
44Ruth E OrtizFeb 01, 2015
43Javier SanchezFeb 01, 2015
42Malu MunizFeb 01, 2015
41Magdamari SánchezSoy esposa de un usuario de perro guia y apoyo esta petición.Feb 01, 2015
40RAMON L NEVAREZSOY VETERANO, ADEMAS ENTRENADOR, INSTRUCTOR Y ESPECIALISTA EN COMPORTAMIENTOS CANINOS. TENGO UN PERRO DE SERVICIO Y ME UNO A LA PETICION DEL SENADOEne 31, 2015
39Cristina M ContrerasEne 31, 2015
38Carmen SantiagoEne 31, 2015
37Janitza BernierEne 31, 2015
36Dr. Amílcar González OrtizApoyo la petición.Ene 31, 2015
35Carmen Aixa ZayasEne 31, 2015
34Carmen yasEne 31, 2015
33Roberto capestanyYo apoyo!!Ene 31, 2015
32Ana CardonaEne 31, 2015
31Lurimar Cruz Ene 31, 2015
30Julián MuñizEne 31, 2015
29Jenniffer MartinezEne 31, 2015
28Javier peluyeraEne 31, 2015
27Rafael DiazEne 31, 2015
26Jaime Villeta-GarcíaEne 31, 2015
25Rafael Cabreraen hora buena. Ene 31, 2015
24Maria cruzEne 31, 2015
23THAIS HERNANDEZEne 31, 2015
22Lumar AyalaEne 31, 2015
21Zayra TapanesEne 31, 2015
20Sandra OteroEne 31, 2015
19Yanira Rivera CollazoEne 31, 2015
18Yanira MillandEne 31, 2015
17Marc Anthony Maceira ZayasEne 31, 2015
16anthony maceiraEne 31, 2015
15Francisco Monge Ocasio yo apoyo Este ley,soy guia de ciegosEne 30, 2015
14Irene SeinTrato digno a personas ciegas y sus perros guias!Ene 30, 2015
13David CruzEstimados senadores, por la presente apoyo las gestiones del Ing. Carlos M. Contreras, usuario de un animal de servicio en relación a enmiendas al P. de la C. 2066. El que subscribe, Senador de 1989 a 1992, ha utilizado animales de servicio por más de 43 años en Puerto rico. Espero que la comisión del Senado que atiende la medida nos brinde la oportunidad de participar en vistas públicas.Ene 30, 2015

Carta a Senadores- Proyecto Animales de Servicio

Estimados Senadores:

Soy una persona ciega que utilizo un perro guía como parte de mi vida cotidiana. Con más frecuencia de la que uno pudiera pensar posible, algunas personas pretenden tratar de impedir que yo realice gestiones acompañado por mi perro.Estas malas experiencias le ocurren también a otros usuarios de perros guía en Puerto Rico. Aparentemente la situación ha ido empeorando debido a personas que intentan hacer pasar a sus mascotas, algunas con tan solo un entrenamiento de obediencia y otras sin ningún entrenamiento, como si fueran animales de servicio. Es debido a esto, que tanto en la Cámara de Representantes, como en el Senado se han presentado sendos proyectos cuyo fin es el de crear un registro de animales de servicio. El P de la C 2066 fue presentado por el Hon. Jaime Perelló, y el P del S 746 fue presentado por la Hon. María de Lourdes santiago.

Personalmente tengo ciertas objeciones al texto en cada proyecto, pero me siento optimista de que con un mínimo de esfuerzo, y la colaboración de ustedes se puede obtener un proyecto que podría ser catalogado de avanzada. De mi parte debo indicar que me reuní con la licenciada Melissa Pagán de la oficina de asesoría del Presidente de la Cámara, así como también con la Hon. María de Lourdes Santiago, y ambos casos tengo que indicar que salí satisfecho de la conversación mantenida.

En estos momentos el P de la C 2066 se encuentra en trámite en la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social del Senado, ya que fue aprobado en la Cámara. El texto del proyecto fue uno que sufrió enmiendas en el proceso de la Cámara de Representantes, las cuales desafortunadamente tratando de remediar unos problemas serios que contenían en su versión original, desafortunadamente terminaron eliminando la intención original del proyecto. Sin embargo, me parece que luego de mi conversación con la Hon. María de Lourdes santiago, llegamos a un consenso de que incorporando algunos artículos del proyecto del senado en el proyecto de la cámara que está bajo evaluación, se podría obtener un proyecto con fuerza y méritos reales. básicamente al proyecto de la Cámara se le debería introducir el texto que define el proceso de registro tanto de animales como de entrenadores según mostrados en el P del S 746. Además de ese texto, también hay que añadir un artículo que defina la manera en que perros entrenados fuera de Puerto Rico, como es el caso de todos los perros guía que conozco, puedan ser registrados directamente por el dueño luego de mostrar una carta o identificación provista por una escuela cualificada por alguna institución reconocida. Mi objeción mayor al P del S 746 era la falta de texto a estos fines. La Hon. María de Lourdes santiago estuvo de acuerdo con mi petición. Aprovechando que estoy haciendo peticiones, también me parece apropiado el que consideren incluir multas para personas que pretendan hacer pasar su mascota como un animal de servicio, así como también a las personas o instituciones que certifiquen a un animal de servicio, a un animal que no cuenta con el entrenamiento necesario, o que sea preparado para una persona que no requiere la asistencia de un animal.

Confío en que las diferencias que puedan ocurrir entre cuerpos, o entre miembros de la mayoría vs los de minoría no sirvan de barrera para entorpecer un proyecto que como indiqué anteriormente sería de avanzada, y que por el contrario impere la camaradería que esperamos los ciudadanos de nuestros funcionarios electos. Este proyecto no es uno que atente en contra de los principios ideológicos de ningún partido, ni va en contra de ninguna promesa de campaña. A final de cuentas, la aprobación del proyecto más allá que un triunfo para el Hon. Jaime Perelló o para la Hon. María de Lourdes Santiago, sería un triunfo para las personas con impedimentos que hoy nos beneficiamos del uso de un animal de servicio, así como en el futuro podrían beneficiarse otros.

De requerir información adicional, no dude en comunicarse conmigo. Estoy disponible para asistir a reuniones, y si es necesario, ir acompañado por más usuarios de perros guía que tienen la misma preocupación que expreso en esta comunicación. me pueden contactar visitando en enlace de “Contáctanos”en mi página web: www.aplenavista.com.

Cordialmente,

Carlos M Contreras, PE, PTOE

Nota:
Esta carta se publicará en mi blog simultáneamente con el envío mediante correo electrónico a las cuentas que se muestran en la página www.senado.pr.gov. Debo añadir que esa página desafortunadamente no sigue las guías de accesibilidad, en violación a la ley ADA a nivel federal, y de la ley 229 a nivel local. Varios meses atrás me había quejado sobre esta falla, y una vez mi queja fue publicada en la pagina electrónica del periódico El Nuevo Día, la falla fue corregida inmediatamente. Sin embargo, hoy noté, que la solución no fue una final, ya que nuevamente existe el problema.

Reunión con senadora santiago relacionada a Ley de Animales de Servicio

Durante la tarde de hoy tuve la oportunidad de reunirme con la Hon. María de Lourdes Santiago, senadora que presentó el P del S 746 del cual escribí un artículo recientemente. Fue una experiencia agradable, ya que la senadora mostró una actitud genuina de escuchar cual era mi problema con el proyecto según redactado, y se mostró dispuesta a hacer el cambio necesario, de manera tal que no se imposibilite la opción de traer perros guías entrenados en los Estados Unidos.

Claro está, hay un asunto político que todavía nos queda por atender. Debido a que ya hay otro proyecto de ley con intención de crear también un registro de animales de servicio, es posible que su proyecto, el cual realmente es más completo y abarcador que el otro proyecto, no sea considerado en el Senado. El otro proyecto, el P de la C 2066 no sólo fue presentado por un Representante de la mayoría, pero además hay que considerar que quién lo presentó fue el Presidente de la Cámara, Hon. Jaime Perelló. Esto implica que posiblemente la única alternativa sería cabildear en el Senado para que se introduzcan enmiendas en el proyecto de la Cámara que recoja los artículos del proyecto de la senadora Santiago, de tal manera que la ley final que se apruebe provea un beneficio real para las personas que usamos animales de servicio. En algún momento del fin de semana me sentaré a recopilar la información de contacto de algunos senadores que puedan colaborar en el asunto. Desafortunadamente me parece que esta búsqueda puede ser un poco difícil, ya que por alguna razón extraña la página del senado, www.senado.pr.gov tiene problemas de accesibilidad para las personas que usamos lectores de pantalla. Hace varios meses me había quejado, y la arreglaron, pero ya la volvieron a dañar.

Visita a la Cámara de Representantes relacionada a PC 2066 (Animales de Servicio)

Luego de escribir mi artículo en el que expresaba mi opinión del Proyecto de la Cámara 2066, envié copia del mismo a los representantes que son miembros de la comisión que atiende el proyecto. Como consecuencia de la gestión, el pasado viernes recibí una llamada para coordinar una cita con personal de la Oficina de Asesores del Presidente de la Camara. La reunión ocurrió hoy en la mañana. Me atendió la licenciada Melissa Pagán, quien me explicó que el proyecto ya fue aprobado en ese cuerpo, y que se encuentra en el Senado para su revisión. También me indicó que el proyecto tuvo enmiendas en la Cámara, las cuales discutimos. En puedes leer el texto final aprobado en la Cámara de Representantes.

Debo indicar que no tengo objeción con el proyecto aprobado en la Cámara, ya que el mismo no limita mis derechos. De hecho,me parece que ahora posiblemente quedó demasiado aguado, ya que el registro queda como algo voluntario, y que no es requerido por ley.Claro está, el registrar nuestros animales de servicio sería de beneficio ya que nos brinda la oportunidad de poder hacer querellas contra individuos que pretendan impedir el acceso o el transporte a personas con animales de servicio. Tan pronto se comience el registro, yo inscribiría a mi perro guía. Lo único preocupante del proyecto es que no establece de forma clara cuales serían los requisitos para inscribir a un animal de servicio, por lo que no me extrañaría que el registro una vez establecido esté principalmente compuesto por mascotas que sus dueños desean hacer pasar por animales de servicio, y que con la chapa oficial del gobierno se sentirían con más autoridad. En la reunión indiqué algunos comentarios sobre algunas aclaraciones que se deberían hacer en el lenguaje del proyecto, pero ciertamente son menores.

El próximo viernes nos estaremos reuniendo con la senadora Santiago para comentar su proyecto PS 746, pero supongo que debido a que ya hay un proyecto de la Cámara en trámite, el del Senado no se radique, y que lo que ocurra es que se incorporen como enmiendas al P de la C 2066 los artículos que la senadora estime necesarios.

No puedo terminar este escrito sin agradecer a la licenciada Melissa Pagán de la Cámara de representantes por su atención a mi petición durante la mañana de hoy. También reconozco al la Hon. Jennifer González, a quien también le había escrito sobre el asunto, y que también me llamaron de su oficina en la mañana de hoy para ver como me podían ayudar. Me alegra saber que al menos dos representantes de la Cámara se preocuparon por mis reclamos.

Problema del Rótulo Removible de Personas con Impedimentos

En Puerto Rico se proveen estacionamientos reservados para personas con impedimentos. Los mismos se establecen para permitir que las personas con impedimentos se puedan estacionar en un área cercana al edificio o facilidad que pretenden visitar. Para poder identificar que un vehículo estacionado en esa área es usado por una persona legalmente permitida, el estado provee un rótulo removible que se cuelga del espejo retrovisor del vehículo mientras éste se encuentre ocupando uno de estos estacionamientos. Las características de este rótulo están definidas en el artículo 2.23 de la ley 22 del año 2000, según enmendada, y mejor conocida como la “Ley de Tránsito”. Este artículo contiene texto que debería ser enmendado, por razones que se expondrán más adelante. A continuación citamos el texto completo del Artículo 2.23:

“Los rótulos removibles de estacionamientos expedidos por el Secretario tendrán impresos el nombre del solicitante, la fecha de expedición, el número de identificación del rótulo removible, foto y firma del solicitante, el símbolo internacional para las personas con impedimentos, la firma del Secretario y cualquier otra información que éste estime pertinente, salvo el número de seguro social. El permiso de estacionamiento en forma de rótulo removible establecido en el Artículo 2.21 será expedido por un término de seis (6) años, renovable por periodos sucesivos de seis (6) años de manera escalonada de acuerdo a la fecha de nacimiento de la persona autorizada.”

En una época que se enfrentan tantos casos de robo de identidad, no es práctico tener en el rótulo removible tanta información sobre el dueño del mismo a la vista de toda persona que pase cerca del vehículo. Esta información es fácil de copiar mediante las cámaras de los teléfonos móviles que casi todas las personas portan en sus bolsillos. Además, no es necesario que alguien simplemente por usar el estacionamiento de impedido deba renunciar a su privacidad teniendo que mostrar en donde se encuentra, mientras los dueños de los otros vehículos disfrutan de cierto nivel de anonimato.

Como mínimo se debería eliminar del rótulo removible la foto y la firma del dueño del mismo. Obviamente esta información se provee de manera tal que se pueda identificar el que es la persona correcta la que está usando el rótulo, de manera que se eviten los fraudes de uso de estacionamientos para personas con impedimentos. Si evaluamos las situaciones en las que se puede identificar si la persona correcta es la que usa el rótulo, éstas se limitan a dos: La primera es cuando el vehículo se está estacionando, o la persona está saliendo del mismo, y la segunda es cuando la persona se está montando nuevamente en el vehículo. Mientras el vehículo se encuentra estacionado el rótulo sólo sirve para indicar que alguien con un impedimento aparentemente usa ese vehículo, pero la foto y firma de la persona no brindan mucha información, excepto para algún delincuente .

La forma correcta de resolver el problema es mediante la producción de una tarjeta de identificación que sería provista a la misma vez que el rótulo removible. Sería responsabilidad del dueño del rótulo tener consigo su tarjeta para poderla mostrar en el caso que le sea requerida por un agente de la Policía. Dado que el rótulo removible es provisto por el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), incluso se podría considerar que esta tarjeta sea una variación de la licencia de conducir, pero en la que se añade el número del rótulo y el símbolo internacional de persona con impedimento.Para las personas que no poseen licencia de conducir, el DTOP brinda en la actualidad tarjetas de identificación, tanto para menores de 16 años que no tienen edad para poseer licencia, como para adultos que tampoco tienen licencia, por lo que se podrían cubrir todos los casos sin ningún problema.

Incluso, esta nueva tarjeta podría servir de sustituto de dos tarjetas de identificación que en la actualidad provee en Departamento de Salud para personas con impedimentos. La primera de estas tarjetas es la provista por la ley 107 de 1998 la cual provee una identificación para las personas con impedimentos. La otra tarjeta es la correspondiente a la ley 51 del año 2001 para dar acceso a fila de servicio expreso en agencias de gobierno .

Deficiencias del Proyecto del Senado sobre Animales de Servicio

Nuevamente escribo sobre mi parecer de los proyectos de ley presentados en Puerto Rico con relación a los animales de servicio. Mi insistencia se debe ya que ciertamente no puedo quejarme luego de que sean aprobados, si no hice nada durante el proceso previo. Hoy mejor que nunca aplica una frase que recuerdo haber leído cuando tenía 11 años de edad, y que parece que se quedó en mi mente . “Es más fácil encender una vela, que maldecir la oscuridad”.

Hoy le toca el turno a mi análisis del Proyecto del Senado746 presentado por la hon. María de Lourdes Santiago. Anteriormente escribí un artículo indicando las deficiencias del Proyecto de la Cámara PC 2066, el cual también tiene como propósito el crear un registro de animales de servicio en nuestra isla. Aunque la intención de ambos proyectos podría ser vista como una loable, la realidad es que en ambos se incluyó lenguaje que en lugar de hacer más accesible el tener un animal de servicio, si se implementan como están, harían más difícil el tener uno de estos animales.

Es justo comenzar indicando que si tuviera que escoger uno de los dos proyectos, escogería el del Senado, ya que el mismo es uno más completo que el de la Cámara de Representantes, y que con menos modificaciones podría cumplir su objetivo.

Este proyecto contiene mucho lenguaje que es obvio fue copiado directamente de la ley federal conocida como “American with Disabilities Act”, mejor conocida como la Ley ADA. No estoy seguro si es práctico copiar texto de la ley federal, en lugar de hacer referencia a la misma, ya que si surgieran cambios en la Ley ADA, podrían crearse enfrentamientos entre ambas. Sin embargo, no es esta la razón mayor de mi preocupación.

Esta ley pretende crear un registro de los animales de servicio, y de los entrenadores. El registro de los entrenadores, según se desprende de la exposición de motivos de la ley, es servir de fuente de información para personas que deseen obtener un animal de servicio, de tal manera que no sean engañados por personas o instituciones que no estén cualificadas para entrenar un animal de servicio. El argumento es uno válido, más aún cuando he escuchado historias de personas aquí en Puerto Rico a las que se les ha ofrecido certificar sus perros como animal de servicio de manera que el dueño lo pueda llevar a todas partes, aunque el dueño no padezca de ninguna incapacidad.

La ley también tiene como positivo el que en su Artículo 16 impone multas y/o reclusión a las personas que impidan u obstaculicen a una persona con un animal de servicio el disfrutar de los derechos provistos por la ley.

Mi problema con el proyecto es que requiere el que se inscriba al animal de servicio en un registro que se crearía en la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos (OPPI). El animal según se establece en el Artículo 10 de la ley deberá ser registrado por el entrenador en las siguientes 72 horas luego de hacerse la transacción. La complicación surge ya que el entrenador debe ser uno también registrado en OPPI, siguiendo los requisitos del Artículo 7 de la ley, los cuales al uno leerlos se percata rápidamente de que la ley sólo considera la posibilidad de que los animales sean entrenados en Puerto Rico.Sin embargo,en la actualidad todos los perros guía que conozco en nuestra isla provienen de escuelas de gran prestigio localizadas en los Estados Unidos. El pretender que esas escuelas tengan que someterse a los requisitos que impondría esta ley posiblemente provocaría que esas escuelas decidan no proveer perros guía en Puerto Rico.Debo añadir que al presente, estas escuelas proveen perros a personas ciegas de PR a un costo bien bajo, e incluso gratis, aún cuando el costo para la escuela es de varias decenas de miles de dólares. Para arreglar el proyecto de ley entiendo es necesario el que se provea un mecanismo para que los dueños de perros guía podamos registrar directamente nuestros animales de servicio, proveyendo la tarjeta de identificación que se nos otorga una vez terminado el entrenamiento.

El proyecto también presenta en su Artículo 12 lenguaje para que la OPPI provea exámenes de certificación de animales de servicio. Del texto no queda claro la razón de ese artículo, pero parecería que el mismo es para crear la posibilidad de que personas que no entrenen sus animales de servicio usando una institución o persona registrada, puedan registrar sus animales de servicio. Me parece que ese artículo debe ser eliminado del proyecto, ya que se estaría abriendo la puerta para registrar animales que no necesariamente han recibido el adiestramiento necesario. Sin restar méritos al personal de la OPPI, no creo que ellos estén capacitados para poder hacer esta evaluación por lo que posiblemente tendrían que subcontratar a un entrenador de perros certificado, lo que podría crear conflictos de intereses.

Por último, por alguna razón no especificada claramente en el proyecto, en el mismo se establece el querer sustituir el término de “persona con impedimento” por “Persona con diversidad funcional”. Este último término es uno que se ha estado tratando de introducir en España desde el año 2005, pero en el caso de ellos ha sido para eliminar el término “minusválido” el cual tiene un significado de valer menos. No obstante, no creo que en Puerto Rico exista problema con el término de “persona con impedimento”, y no veo razón de comenzar ha hacer cambios que crearían confusión en la población general, cuando parecería que el cambio es para solucionar un problema que no existe.

Tal y como indiqué en mi análisis del Proyecto de la Camara 2066,también estoy disponible para reunirme con las personas que trabajaron este proyecto para discutir mi opinión del mismo

Proyecto de la Cámara sobre Animales de Servicio

En el Capitolio de Puerto Rico se están proponiendo 2 proyectos de ley que tienen el propósito de crear un registro de Animales de servicio. Uno de estos proyectos es el PC2066 el cual es presentado por el Presidente de la Cámara de Representantes, Hon. Jaime Perelló. El otro proyecto está presentado en el senado por la Hon. María de Lourdes Santiago. Sin embargo, en este artículo me limitaré a discutir el proyecto de la Cámara de Representantes y la razón de mi desagrado con el mismo.

El texto del proyecto es sencillo, pero preocupante. El proyecto tiene como intención crear un registro de animales de servicio en Puerto Rico. Para poder estar inscrito en este registro, el usuario de un animal de servicio tendría que demostrar que su animal está debidamente entrenado para asistirlo en alguna tarea. Al certificarse que el animal es uno debidamente entrenado al dueño del animal se le entregaría una placa para colocar en el collar del perro, o una tarjeta de identificación. De esta manera si una persona tiene duda sobre la legalidad del animal en cuestión al momento de prestarle servicio de transportación, o de permitir el acceso a un lugar público, esta persona podría requerir la presentación de esta identificación. De hecho, según propuesto, además de presentar la placa de registro, también podría solicitar la presentación de una placa o tarjeta de identificación provista por la escuela que entrenó al animal de servicio. A continuación presento copia de la parte del proyecto PC 2066 que más me preocupa:

En los casos en que el animal de asistencia no porte una chapa que lo identifique apropiadamente como animal entrenado, la persona con impedimento deberá tener en su posesión y ofrecer para examen de ser requerido por el dueño o encargado del vehículo, negocio, parque, local o establecimiento, la tarjeta o documento que, al igual que la chapa, serán expedidas por una escuela reconocida para el entrenamiento de animales de 
asistencia, acreditativas de que el animal está debidamente entrenado y no 
constituye peligro alguno para el público en general. Los animales de asistencia o 
 de servicio tendrán que portar en todo momento una chapa, placa o identificación, con su 
numeración específica, que le fuere expedida por la Oficina del Procurador de las Personas 
con Impedimentos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico o el Departamento de Salud, 
en virtud de lo dispuesto en esta Ley. De forma tal que se pueda identificar apropiadamente 
como un animal entrenado, y el solicitante pueda así gozar del beneficio provisto en esta Ley.

Mi problema con este texto es que lo considero ilegal ya que es contrario a la ley American with Disabilities Act, mejor conocida como la Ley ADA, la cual de manera clara y explícita prohibe el que se condicione el acceso o la prestación de servicios a una persona con impedimentos acompañada por un animal de servicio a la presentación de certificaciones o identificaciones del animal. A continuación presento copia del texto de la Ley ADA que discute este asunto:

When it is not obvious what service an animal provides, only limited inquiries are allowed. Staff may ask two questions: (1) is the dog a service animal required because of a disability, and (2) what work or task has the dog been trained to perform. Staff cannot ask about the person’s disability, require medical documentation, require a special identification card or training documentation for the dog, or ask that the dog demonstrate its ability to perform the work or task.

El proyecto de la Cámara de Representantes pretende legislar en un asunto ya legislado a nivel federal, limitando derechos ya otorgados por la Ley ADA. Me sorprende que ninguno de los asesores del Presidente de la Cámara se percatara del error introducido en el proyecto al pretender limitar algo que entienden que es un “beneficio”cuando en realidad es un derecho.

Personalmente no tengo problema con registrar mi perro guía en la agencia que finalmente se haga cargo del registro, pero no estoy dispuesto a tener que someterme a interrogatorios y/o solicitud de identificación cada vez que quiera acceder a un lugar público.Este proyecto requiere enmiendas grandes antes de que pueda ser considerado como uno de beneficio para las personas con impedimentos que deciden usar un animal de asistencia. Debo indicar que veo como positivo en el proyecto el que se establezcan multas e incluso la posibilidad de reclusión en cárcel a las personas que impidan el paso de una persona acompañada por un animal de servicio. Incluso, creo que se debería añadir que la compañía para la que esta persona labora también pueda ser multada. De esta forma nos aseguraríamos que las compañías se encargarían de entrenar a sus empleados sobre el trato correcto a las personas acompañadas por animales de servicio. También la ley debería establecer penalidades a los entrenadores de perros que están vendiendo entrenamiento y certificación como animal de servicio a mascotas de personas que no padecen impedimentos reales, de manera que esta mascota pueda acompañar a su dueño a todas partes.

Sobre el proyecto del Senado PS 746 estaré escribiendo una vez ocurra una reunión que fue gestionada por el Dr. Amilcar González con personal de la oficina de la senadora Santiago, y que ocurrirá próximamente. Espero que podamos discutir nuestra posición con el texto actual del proyecto, de manera que se pueda convertir en uno beneficioso para las personas con impedimentos, de manera que en lugar de crear obstáculos, se facilite el que personas que realmente necesitan un animal de servicio puedan beneficiarse de la asistencia provista por estos animales.

Por último, si algún funcionario de la Cámara de Representantes desea que discutamos el asunto presentado en este artículo, estoy en la mejor disposición de reunirme para lograr legislación favorable. Me pueden contactar visitando

A Plena Vista es el blog de Carlos M Contreras, un ingenioso y civilizado ingeniero civil que perdió la vista, pero no la visión. Te puedes suscribir a A plena Vista para que recibas notificaciones mediante correo electrónico cada vez que se publique un artículo nuevo. Busca la página de "Recibe Notificaciones" en la barra de navegación. También nos puedes seguir en twitter, @ContrerasPR. Si necesitas enviarme algún mensaje, puedes visitar la página titulada Contáctanos.