Categorías
Opinión

Hay que Pedir Prestado el Voto a los Estadistas

Recuerdo que en un pasado no muy lejano,Aunque el Partido Nuevo Progresista (PNP) es el único partido que busca conseguir la estadidad para nuestra isla, la realidad es que no mencionaba mucho el asunto en sus campañas buscando poder conseguir votos prestados de militantes de otros partidos, y posiblemente de otras ideologías para poder llegar al poder. En mi opinión no fue hasta Ricardo Rosselló que realmente tuvimos un gobernador del PNP que estaba dispuesto a luchar por la estadidad, reconociendo que la misma es la pieza que falta para poder echar nuestra isla hacia adelante. Tan fuerte fue su empeño, que desde el primer día fue perseguido por grupos pequeños pero poderosos que su bienestar se pone en riesgo si nos llega la estadidad. Sin embargo, no voy a comentar en este escrito sobre los aciertos y los errores de Ricardo Rosselló.

Como mencioné, en algún momento el PNP dependía de conseguir votos prestados de grupos que entendía no eran estadistas. Ciertamente consta en la historia que hasta hacia unas décadas atrás, el PNP ganaba elecciones, pero la estadidad no alcanzaba la mayoría de los votos necesarios para poder ir al Congreso federal a exigirla. Recordemos las campañas en contra que a final de cuentas se concentraban en indicar que tan pronto llegara la estadidad, nos impondrían un “Sales Tax”, algo que realmente no es de ámbito federal, pero más bien una decisión de cada estado. A final de cuentas, fue el mismo Partido Popular Democrático que nos asustaba con este impuesto, el que impuso el mismo sin que fuéramos un estado. No les bastó con imponer el mismo, y cuando regresaron al poder lo aumentaron a un 11.5%, siendo uno altísimo como no existe en los estados. Claró está, lo defendieron indicando que era menor al 16% que abogaban algunos de los líderes de ese partido.

Las elecciones del 3 de noviembre nos presenta que Puerto Rico ha cambiado. Un poco más del 52% de los electores expresó en las urnas que quiere que seamos un estado. Una mayoría de los puertorriqueños quiere la estadidad. Por lo tanto, menos de la mitad no quieren ser estado. En la democracia se debe respetar el mandato de la mayoría, más aún que en esa minoría que votó en contra de la estadidad estaban agrupados un gran número de ideologías que no son compatibles con la estadidad. Ahí están los independentistas, los soberanistas, y los estadolibristas, cada uno de esos grupos con sus diferentes sabores. Todos juntos no lograron vencer a los que queremos la estadidad.

No podemos seguir dando vueltas a la noria. En este momento le toca al PNP buscar que se respete el mandato del pueblo sin excusas. La realidad es que el gobernador quien es PNP ganó con un 34% de los votos emitidos. El mensaje es claro, si el PNP quiere seguir ganando, le toca defender la estadidad de manera inmediata para que pueda tomar prestado el voto de los estadistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *