Día 6: Adelante. OUCH.

Hoy salimos dos veces al pueblo. La ruta que caminamos es más complicada que la de ayer. La misma incluye la calle más transitada de Morristown. A la ruta le añadieron varios “Traffic Checks”, así como distracciones para el perro. Por ejemplo, en un lugar había una persona sonando una campana, con un perro a su lado. Pilgram respondió muy bien a estos retos. Sin embargo, una vez terminada la ruta de la tarde, ya cuando nos dirigíamos al vehículo para regresar a la escuela, estaba detenido en un lugar del estacionamiento, y le indiqué al perro que caminara hacia adelante, y aunque él trato de cambiarme la dirección, no me percaté de su movimiento, y aunque el perro no me pudo detener, una columna de hormigón sí lo logró. Tengo un golpe que se puede sentir en mi frente, sobre la ceja derecha, pero el golpe más fuerte lo recibió mi ego. Más tarde practiqué con Juno cual fue mi error. Creo qe no lo volveré a cometer. Mañana es otro día. Hoy me acuesto temprano, ya que tengo sueño y me duele la cabeza. Creo que mañana tenemos que empezar a recoger los desperdicios del perro cuando lo llevemos al baño. Me huele a otra historia interesante.

Carlos /////