Archivo de la categoría: Tecno

Consejo para los usuarios del lector de huellas dactilares en sus teléfonos móviles

En los años recientes se ha ido convirtiendo en el estándar el que los teléfonos móviles tengan un dispositivo de lectura de huellas dactilares como alternativa para proteger el acceso a la información almacenada en la unidad. Yo uso un iPhone y esta característica la considero una muy importante ya que me facilita el uso del teléfono, sin perder mucho tiempo usando el método alterno de entrar una contraseña. Por lo general se permite el almacenar la información de varios dedos, y mayormente la gente opta programar sus dedos índice y pulgar, ya que estos son los que comúnmente se usan para tocar la pantalla. Sin embargo, mi hija me acaba de dar un consejo, el cual no he leído en ningún lugar, pero que hace mucho sentido. Ella me aconsejó que además programara al menos uno de los dedos meñique. La idea me pareció absurda hasta que ella me explicó su lógica para esto. Ella me indica que en ocasiones uno come con la mano, por lo que puede tener los dedos índice y pulgar un poco sucios, ya que con estos uno agarra la comida. Como ejemplo ella me dijo que si estás comiendo papas fritas, no quieres tocar el lector de huellas con los dedos que posiblemente tienen rastros de sal o de grasa. Dado que uno normalmente no aguanta la comida con el meñique, de esta manera ese dedo está disponible para tocar la pantalla o al lector de pantalla, sin preocupación adicional.
Espero que encuentren este consejo como uno de provecho, y buen provecho si estás leyendo este artículo en tu móvil mientras comes.

Privatizando tus correos electrónicos

En estos días una noticia muy comentada es el alegado espionaje del gobierno en las comunicaciones que se mueven a través del Internet. No voy a tocar este tema en particular, ya que el mismo es uno polarizado entre seguridad y privacidad. De lo que sí quiero hablar es de la privacidad de los correos electrónicos.

El envío de mensajes electrónicos es una práctica muy común, en la que enviamos información privada sin considerar la seguridad del sistema. Desafortunadamente, el protocolo usado para esto, conocido como SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) es uno muy sencillo, el cual expone el contenido del mensaje a lo largo de todo su trayecto sin ninguna seguridad. El equivalente sería el pensar el enviar una carta por correo sin sobre, y escrita en lápiz. Cualquier persona que entre en contacto con esa carta podría leerla, e incluso editarla, sin que el que la envía, o el que la debe recibir se enteren.

Muchos pensarán que esa falta de seguridad no es importante ya que no cometen actos ilegales o de terrorismo, por lo que no les importa si el gobierno lee su correo electrónico. El problema es que sus comunicaciones pueden ser leídas por otras personas que se encuentren en su misma red, alámbrica o inalámbrica. Incluso por personas que se encuentran en el Internet en algún lugar en el trayecto de la comunicación. Podría ser riesgoso que un vecino hacker de 14 años pueda tener acceso a fotos que una persona le envía a otra a través de un correo electrónico. ¿Quién no ha enviado alguna vez un password, un número de seguro social, de cuenta bancaria, o tarjeta de crédito a través de correo electrónico? Estoy seguro que esa persona no enviaría esos datos en una tarjeta postal. El problema es que en el mundo electrónico hay más personas con malas intenciones tratando de leer los mensajes, que en su contraparte de los mensajes de papel.

Al menos hay soluciones para este problema. Las mismas han existido por años, pero no se han popularizado debido a que requieren un trabajo inicial, el cual por fin me decidí a tratar hoy, y no es tan complicado En mi caso decidí encriptar los correos electrónicos usando el formato conocido como S/MIME. Esto requiere adquirir un certificado de autenticidad de una autoridad certificada. Luego de leer varios artículos, decidí usar www.comodo.com. Esta compañía provee certificados de un año de duración de manera gratuita cuando es para uso personal.

Al instalar este certificado en una cuenta de correo electrónico, los mensajes que envío llevan una firma digital que certifica que el mensaje fue enviado por mi, y que no fue alterado en el trayecto. Además, esta firma incluye lo que se conoce como mi llave pública. La persona que recibe mi mensaje puede usar mi llave pública para enviarme un mensaje encriptado, siempre y cuando esta persona también esté usando un sistema de S/MIME. Ese mensaje encriptado no puede ser leído por nadie en el trayecto, ya que sólo verían letras y símbolos sin significado alguno, pero una vez llega a mi computadora, mi programa cliente de leer correos electrónicos lo decodificaría usando mi llave privada a la que sólo mi computadora tiene acceso. Este mensaje también me traería la llave pública de la persona que me lo envió, por lo que yo podría enviarle futuros mensajes de manera codificada. Esto es el equivalente a enviar una carta dentro de una caja de seguridad que sólo la puede abrir la persona a la que se le envió.

Este sistema me funciona en el cliente de mi Mac, así como en el iPhone. También trabaja en Windows, y supongo que en Android y en otros sistemas operativos móviles. Es importante señalar que si lees tus mensajes directamente desde el web, como en el caso de gmail,tendrías que instalar una extensión a tu navegador de Internet.

Este tema es uno bien distinto a los que normalmente escribo en A Plena Vista, por lo que he creado una categoría nueva llamada “Tecno”. Si alguien considera que desea más información de como instalar este sistema, me puede enviar un mensaje, y entonces yo trataría de apresurarme en escribir un nuevo artículo con mas información de este tema. .