Archivo de la categoría: Opinión

Mensaje a mis amigos y seguidores en Facebook

Este mensaje está dirigido solamente a las personas que me leen en Facebook, pero lo escribo en mi blog www.APlenaVista.com para poder encontrarlo en el futuro con más facilidad. Si estás leyendo esto en FB es debido a que en algún momento uno de nosotros dos pidió amistad al otro en esa red social, y el otro lo aprobó. En resumen, somos amigos en FB, y altamente probable también lo somos fuera del mundo cibernético.

En ocasiones leo lo que tu escribes, y puede ser que haya oprimido el botón de Me Gusta, o incluso he comentado, o hasta compartido lo que publicaste, sin que esto implique que estoy de acuerdo, pero más bien porque reconozco que lo que planteas merece discusión. También hay ocasiones que leo lo que escribiste, y no me pareció interesante, e incluso puede ser que ni siquiera haya leído o visto tu publicación, sin tener que ver con el grado de aprecio que te puedo tener. Sigues en mi lista de amistades porque no me ha interesado sacarte de mi lista de FB.

Supongo que desde tu punto de vista, ocurre lo mismo en la forma en que tu me ves., y debo pensar que lo mismo aplica a todas tus amistades de FB al igual que las mías. Por lo tanto, me tengo que cuestionar la razón de que frecuentemente me encuentro con mensajes de personas que requieren que le muestre que los quiero y aprecio como amigos mediante un proceso de copiar y pegar mensajes en FB. Si tu eres uno de ellos, mi consejo es que si tienes dudas sobre mi grado de amistad, que en lugar de publicar un mensaje de prueba, es más fácil que me borres de tu lista de amistades. Te recuerdo que para establecer nuestra amistad en FB, el proceso requiere de la aprobación de ambas partes, pero para salir de ese contrato social puedes hacerlo de forma unilateral.

A diferencia de muchos que piensan que FB aleja a las personas en lugar de acercarlas ya que se evita el contacto directo, mi opinión es que FB me mantiene en contacto con personas que posiblemente no estarían en comunicación frecuente conmigo. A través de FB celebro las alegrías de estas personas y también lamento sus tristezas. No necesito que ellos me confirmen su aprecio, ya que entiendo que el día que no les interese lo que tengo que decir, me pueden borrar de su lista de forma fácil.

Si piensas igual que yo sobre este asunto, no tengo ningún problema con que compartas este artículo con tu red de amistades. Recuerda que el mismo también estará siempre disponible en mi blog http://www.aplenavista.com, y que allí aparecen botones que te permiten compartirlo con facilidad. Por otro lado, si esto no te pareció interesante, y por lo tanto no llegaste al final, tampoco me voy a ofender. Facebook es un entretenimiento y no es una obligación.

Compártelo. No lo copies y pegues.

Desde hace varios meses vengo notando en Facebook una práctica de sus usuarios que me parece molestosa. La nueva fiebre es de publicar algo y terminar con la instrucción que le piden a uno que Copie y Pegue el escrito para compartirlo, en lugar de oprimir el botón de compartir. El proceso de copiar y pegar es uno más complicado que el de simplemente oprimir un botón para compartir, por lo que me he puesto a pensar sobre el porque la gente hace esta petición aún sin saber la razón para hacerlo.

Para comenzar, cuando se hace el acto de copiar y pegar un artículo se pierde el tracto de dónde comenzó el mismo. De esta forma se propaga información que en ocasiones es falsa, pero se dificulta el poder identificar la fuente original del escrito. Otro problema con copiar y pegar en lugar de oprimir el botón de compartir es que en ocasiones alguien puede escribir algo para el conocimiento de un grupo pequeño de personas, en lugar de enviarlo al público en general. Sin embargo, si alguien lo copia y pega, el escrito saldría del grupo limitado que era al que pretendía llegar el escritor original. Al copiar y pegar se puede violar la intención del escritor.

Por último, en ocasiones he leído escritos de situaciones que uno piensa que es que le están ocurriendo a la persona que envía el escrito, sin uno saber que es algo compartido que lo escribió otra persona quién es realmente la afectada por la situación.

Nunca me han gustado las cadenas de mensajes y menos todavía el que me pidan que yo la continúe hacia adelante. Sólo creo en peticiones de compartir cuando se necesita transmitir un mensaje específico y particular sobre una situación. Por ejemplo, el caso de que alguien necesite ayuda para encontrar un familiar o una mascota perdida, o para hacer una campaña sobre un tema en particular, como lo sería enviar un mensaje a favor o en contra de la fumigación con Naled.

Cuando lean algo que yo publique que les parezca interesante, siéntase en la confianza de oprimir el botón de Compartir. No me interesa torturarlo pidiendo que pegue y copie.

Problema del Rótulo Removible de Personas con Impedimentos

En Puerto Rico se proveen estacionamientos reservados para personas con impedimentos. Los mismos se establecen para permitir que las personas con impedimentos se puedan estacionar en un área cercana al edificio o facilidad que pretenden visitar. Para poder identificar que un vehículo estacionado en esa área es usado por una persona legalmente permitida, el estado provee un rótulo removible que se cuelga del espejo retrovisor del vehículo mientras éste se encuentre ocupando uno de estos estacionamientos. Las características de este rótulo están definidas en el artículo 2.23 de la ley 22 del año 2000, según enmendada, y mejor conocida como la “Ley de Tránsito”. Este artículo contiene texto que debería ser enmendado, por razones que se expondrán más adelante. A continuación citamos el texto completo del Artículo 2.23:

“Los rótulos removibles de estacionamientos expedidos por el Secretario tendrán impresos el nombre del solicitante, la fecha de expedición, el número de identificación del rótulo removible, foto y firma del solicitante, el símbolo internacional para las personas con impedimentos, la firma del Secretario y cualquier otra información que éste estime pertinente, salvo el número de seguro social. El permiso de estacionamiento en forma de rótulo removible establecido en el Artículo 2.21 será expedido por un término de seis (6) años, renovable por periodos sucesivos de seis (6) años de manera escalonada de acuerdo a la fecha de nacimiento de la persona autorizada.”

En una época que se enfrentan tantos casos de robo de identidad, no es práctico tener en el rótulo removible tanta información sobre el dueño del mismo a la vista de toda persona que pase cerca del vehículo. Esta información es fácil de copiar mediante las cámaras de los teléfonos móviles que casi todas las personas portan en sus bolsillos. Además, no es necesario que alguien simplemente por usar el estacionamiento de impedido deba renunciar a su privacidad teniendo que mostrar en donde se encuentra, mientras los dueños de los otros vehículos disfrutan de cierto nivel de anonimato.

Como mínimo se debería eliminar del rótulo removible la foto y la firma del dueño del mismo. Obviamente esta información se provee de manera tal que se pueda identificar el que es la persona correcta la que está usando el rótulo, de manera que se eviten los fraudes de uso de estacionamientos para personas con impedimentos. Si evaluamos las situaciones en las que se puede identificar si la persona correcta es la que usa el rótulo, éstas se limitan a dos: La primera es cuando el vehículo se está estacionando, o la persona está saliendo del mismo, y la segunda es cuando la persona se está montando nuevamente en el vehículo. Mientras el vehículo se encuentra estacionado el rótulo sólo sirve para indicar que alguien con un impedimento aparentemente usa ese vehículo, pero la foto y firma de la persona no brindan mucha información, excepto para algún delincuente .

La forma correcta de resolver el problema es mediante la producción de una tarjeta de identificación que sería provista a la misma vez que el rótulo removible. Sería responsabilidad del dueño del rótulo tener consigo su tarjeta para poderla mostrar en el caso que le sea requerida por un agente de la Policía. Dado que el rótulo removible es provisto por el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), incluso se podría considerar que esta tarjeta sea una variación de la licencia de conducir, pero en la que se añade el número del rótulo y el símbolo internacional de persona con impedimento.Para las personas que no poseen licencia de conducir, el DTOP brinda en la actualidad tarjetas de identificación, tanto para menores de 16 años que no tienen edad para poseer licencia, como para adultos que tampoco tienen licencia, por lo que se podrían cubrir todos los casos sin ningún problema.

Incluso, esta nueva tarjeta podría servir de sustituto de dos tarjetas de identificación que en la actualidad provee en Departamento de Salud para personas con impedimentos. La primera de estas tarjetas es la provista por la ley 107 de 1998 la cual provee una identificación para las personas con impedimentos. La otra tarjeta es la correspondiente a la ley 51 del año 2001 para dar acceso a fila de servicio expreso en agencias de gobierno .

Deficiencias del Proyecto del Senado sobre Animales de Servicio

Nuevamente escribo sobre mi parecer de los proyectos de ley presentados en Puerto Rico con relación a los animales de servicio. Mi insistencia se debe ya que ciertamente no puedo quejarme luego de que sean aprobados, si no hice nada durante el proceso previo. Hoy mejor que nunca aplica una frase que recuerdo haber leído cuando tenía 11 años de edad, y que parece que se quedó en mi mente . “Es más fácil encender una vela, que maldecir la oscuridad”.

Hoy le toca el turno a mi análisis del Proyecto del Senado746 presentado por la hon. María de Lourdes Santiago. Anteriormente escribí un artículo indicando las deficiencias del Proyecto de la Cámara PC 2066, el cual también tiene como propósito el crear un registro de animales de servicio en nuestra isla. Aunque la intención de ambos proyectos podría ser vista como una loable, la realidad es que en ambos se incluyó lenguaje que en lugar de hacer más accesible el tener un animal de servicio, si se implementan como están, harían más difícil el tener uno de estos animales.

Es justo comenzar indicando que si tuviera que escoger uno de los dos proyectos, escogería el del Senado, ya que el mismo es uno más completo que el de la Cámara de Representantes, y que con menos modificaciones podría cumplir su objetivo.

Este proyecto contiene mucho lenguaje que es obvio fue copiado directamente de la ley federal conocida como “American with Disabilities Act”, mejor conocida como la Ley ADA. No estoy seguro si es práctico copiar texto de la ley federal, en lugar de hacer referencia a la misma, ya que si surgieran cambios en la Ley ADA, podrían crearse enfrentamientos entre ambas. Sin embargo, no es esta la razón mayor de mi preocupación.

Esta ley pretende crear un registro de los animales de servicio, y de los entrenadores. El registro de los entrenadores, según se desprende de la exposición de motivos de la ley, es servir de fuente de información para personas que deseen obtener un animal de servicio, de tal manera que no sean engañados por personas o instituciones que no estén cualificadas para entrenar un animal de servicio. El argumento es uno válido, más aún cuando he escuchado historias de personas aquí en Puerto Rico a las que se les ha ofrecido certificar sus perros como animal de servicio de manera que el dueño lo pueda llevar a todas partes, aunque el dueño no padezca de ninguna incapacidad.

La ley también tiene como positivo el que en su Artículo 16 impone multas y/o reclusión a las personas que impidan u obstaculicen a una persona con un animal de servicio el disfrutar de los derechos provistos por la ley.

Mi problema con el proyecto es que requiere el que se inscriba al animal de servicio en un registro que se crearía en la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos (OPPI). El animal según se establece en el Artículo 10 de la ley deberá ser registrado por el entrenador en las siguientes 72 horas luego de hacerse la transacción. La complicación surge ya que el entrenador debe ser uno también registrado en OPPI, siguiendo los requisitos del Artículo 7 de la ley, los cuales al uno leerlos se percata rápidamente de que la ley sólo considera la posibilidad de que los animales sean entrenados en Puerto Rico.Sin embargo,en la actualidad todos los perros guía que conozco en nuestra isla provienen de escuelas de gran prestigio localizadas en los Estados Unidos. El pretender que esas escuelas tengan que someterse a los requisitos que impondría esta ley posiblemente provocaría que esas escuelas decidan no proveer perros guía en Puerto Rico.Debo añadir que al presente, estas escuelas proveen perros a personas ciegas de PR a un costo bien bajo, e incluso gratis, aún cuando el costo para la escuela es de varias decenas de miles de dólares. Para arreglar el proyecto de ley entiendo es necesario el que se provea un mecanismo para que los dueños de perros guía podamos registrar directamente nuestros animales de servicio, proveyendo la tarjeta de identificación que se nos otorga una vez terminado el entrenamiento.

El proyecto también presenta en su Artículo 12 lenguaje para que la OPPI provea exámenes de certificación de animales de servicio. Del texto no queda claro la razón de ese artículo, pero parecería que el mismo es para crear la posibilidad de que personas que no entrenen sus animales de servicio usando una institución o persona registrada, puedan registrar sus animales de servicio. Me parece que ese artículo debe ser eliminado del proyecto, ya que se estaría abriendo la puerta para registrar animales que no necesariamente han recibido el adiestramiento necesario. Sin restar méritos al personal de la OPPI, no creo que ellos estén capacitados para poder hacer esta evaluación por lo que posiblemente tendrían que subcontratar a un entrenador de perros certificado, lo que podría crear conflictos de intereses.

Por último, por alguna razón no especificada claramente en el proyecto, en el mismo se establece el querer sustituir el término de “persona con impedimento” por “Persona con diversidad funcional”. Este último término es uno que se ha estado tratando de introducir en España desde el año 2005, pero en el caso de ellos ha sido para eliminar el término “minusválido” el cual tiene un significado de valer menos. No obstante, no creo que en Puerto Rico exista problema con el término de “persona con impedimento”, y no veo razón de comenzar ha hacer cambios que crearían confusión en la población general, cuando parecería que el cambio es para solucionar un problema que no existe.

Tal y como indiqué en mi análisis del Proyecto de la Camara 2066,también estoy disponible para reunirme con las personas que trabajaron este proyecto para discutir mi opinión del mismo

Proyecto de la Cámara sobre Animales de Servicio

En el Capitolio de Puerto Rico se están proponiendo 2 proyectos de ley que tienen el propósito de crear un registro de Animales de servicio. Uno de estos proyectos es el PC2066 el cual es presentado por el Presidente de la Cámara de Representantes, Hon. Jaime Perelló. El otro proyecto está presentado en el senado por la Hon. María de Lourdes Santiago. Sin embargo, en este artículo me limitaré a discutir el proyecto de la Cámara de Representantes y la razón de mi desagrado con el mismo.

El texto del proyecto es sencillo, pero preocupante. El proyecto tiene como intención crear un registro de animales de servicio en Puerto Rico. Para poder estar inscrito en este registro, el usuario de un animal de servicio tendría que demostrar que su animal está debidamente entrenado para asistirlo en alguna tarea. Al certificarse que el animal es uno debidamente entrenado al dueño del animal se le entregaría una placa para colocar en el collar del perro, o una tarjeta de identificación. De esta manera si una persona tiene duda sobre la legalidad del animal en cuestión al momento de prestarle servicio de transportación, o de permitir el acceso a un lugar público, esta persona podría requerir la presentación de esta identificación. De hecho, según propuesto, además de presentar la placa de registro, también podría solicitar la presentación de una placa o tarjeta de identificación provista por la escuela que entrenó al animal de servicio. A continuación presento copia de la parte del proyecto PC 2066 que más me preocupa:

En los casos en que el animal de asistencia no porte una chapa que lo identifique apropiadamente como animal entrenado, la persona con impedimento deberá tener en su posesión y ofrecer para examen de ser requerido por el dueño o encargado del vehículo, negocio, parque, local o establecimiento, la tarjeta o documento que, al igual que la chapa, serán expedidas por una escuela reconocida para el entrenamiento de animales de 
asistencia, acreditativas de que el animal está debidamente entrenado y no 
constituye peligro alguno para el público en general. Los animales de asistencia o 
 de servicio tendrán que portar en todo momento una chapa, placa o identificación, con su 
numeración específica, que le fuere expedida por la Oficina del Procurador de las Personas 
con Impedimentos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico o el Departamento de Salud, 
en virtud de lo dispuesto en esta Ley. De forma tal que se pueda identificar apropiadamente 
como un animal entrenado, y el solicitante pueda así gozar del beneficio provisto en esta Ley.

Mi problema con este texto es que lo considero ilegal ya que es contrario a la ley American with Disabilities Act, mejor conocida como la Ley ADA, la cual de manera clara y explícita prohibe el que se condicione el acceso o la prestación de servicios a una persona con impedimentos acompañada por un animal de servicio a la presentación de certificaciones o identificaciones del animal. A continuación presento copia del texto de la Ley ADA que discute este asunto:

When it is not obvious what service an animal provides, only limited inquiries are allowed. Staff may ask two questions: (1) is the dog a service animal required because of a disability, and (2) what work or task has the dog been trained to perform. Staff cannot ask about the person’s disability, require medical documentation, require a special identification card or training documentation for the dog, or ask that the dog demonstrate its ability to perform the work or task.

El proyecto de la Cámara de Representantes pretende legislar en un asunto ya legislado a nivel federal, limitando derechos ya otorgados por la Ley ADA. Me sorprende que ninguno de los asesores del Presidente de la Cámara se percatara del error introducido en el proyecto al pretender limitar algo que entienden que es un “beneficio”cuando en realidad es un derecho.

Personalmente no tengo problema con registrar mi perro guía en la agencia que finalmente se haga cargo del registro, pero no estoy dispuesto a tener que someterme a interrogatorios y/o solicitud de identificación cada vez que quiera acceder a un lugar público.Este proyecto requiere enmiendas grandes antes de que pueda ser considerado como uno de beneficio para las personas con impedimentos que deciden usar un animal de asistencia. Debo indicar que veo como positivo en el proyecto el que se establezcan multas e incluso la posibilidad de reclusión en cárcel a las personas que impidan el paso de una persona acompañada por un animal de servicio. Incluso, creo que se debería añadir que la compañía para la que esta persona labora también pueda ser multada. De esta forma nos aseguraríamos que las compañías se encargarían de entrenar a sus empleados sobre el trato correcto a las personas acompañadas por animales de servicio. También la ley debería establecer penalidades a los entrenadores de perros que están vendiendo entrenamiento y certificación como animal de servicio a mascotas de personas que no padecen impedimentos reales, de manera que esta mascota pueda acompañar a su dueño a todas partes.

Sobre el proyecto del Senado PS 746 estaré escribiendo una vez ocurra una reunión que fue gestionada por el Dr. Amilcar González con personal de la oficina de la senadora Santiago, y que ocurrirá próximamente. Espero que podamos discutir nuestra posición con el texto actual del proyecto, de manera que se pueda convertir en uno beneficioso para las personas con impedimentos, de manera que en lugar de crear obstáculos, se facilite el que personas que realmente necesitan un animal de servicio puedan beneficiarse de la asistencia provista por estos animales.

Por último, si algún funcionario de la Cámara de Representantes desea que discutamos el asunto presentado en este artículo, estoy en la mejor disposición de reunirme para lograr legislación favorable. Me pueden contactar visitando

Vuelven a tratar de impedirme el paso con mi perro guía en @WalMart

Hoy trataron de impedirme el paso con mi perro guía en la tienda Wal Mart de Santurce. Es la segunda ocasión que me ocurre en ese lugar. Esta vez cuando llegamos al área de espera de los elevadores una guardia le preguntó a mi esposa, como si yo no pudiera ser capaz de contestar, si el perro era de servicio, lo que es una pregunta válida en términos de lo que permite la Ley ADA. Punto a favor de la guardia, aunque lo perdió por no hablarme directamente a mí, quién soy la persona que llegó con el perro. Inmediatamente me viré y le indiqué que sí, que mi perro es un perro guía. Entonces ella pidió que le mostrara la chapa del perro. Le indiqué que en Puerto Rico no existe ese tipo de identificación para animales de servicio, y me dirigí al elevador que acababa de llegar.

Por alguna razón extraña he notado que a los guardias de seguridad le gusta hostigar a las personas acompañadas por animales de servicio. ¿Cuál será razón para pedir una identificación que no existe? ¿Será acaso que algunas personas se intimidan con esta petición, y deciden abandonar el lugar? ¿O será que hay personas inescrupulosas que han comprado una identificación falsa para hacer pasar sus mascotas como animales de servicio? No se la respuesta, pero hoy se me ocurrió que debo buscar en Pet Smart para ver si ellos venden alguna medalla con forma de placa de policía o de estrella de un alguacil para grabarle la frase “Perro Guía”y ponérsela a mi perro. Cada vez que me pidan la dichosa placa o licencia les mostraría la medalla de Pet Smart. Claro está, me gustaría conseguir la medalla que menos genuina se vea.

Ayer publicaron en el periódico Metro un En el que se habla sobre el problema, pero me parece que el título del mismo trata de sugerir una solución que no es la correcta. El título sugiere que el problema que tenemos los dueños de perros guía se debe a que en la isla aún no hay un registro de estos perros. Ese no es el problema. De hecho, yo no tengo problema con registrar mi perro guía tal y como se pretende en proyectos legislativos presentados en ambos cuerpos de la legislatura. Sin embargo, yo no estoy dispuesto a doblarme cada vez que se me solicite que muestre la placa del perro, ya que la Ley ADA prohibe claramente el que se me solicite una identificación para permitir mi entrada a un lugar en el que se permite la entrada del público en general. Yo no estoy dispuesto a permitir que una ley local viole mis derechos civiles explícitamente protegidos por la ley federal. Quién quiera ver la medalla del perro tendrá que bajar su cabeza debajo del hocico de Pilgram para ver sus medallas

Por otro lado, esos proyectos pretenden forzar a que los perros de servicio “con licencia”, entiéndase los registrados, tienen a su vez que venir de escuelas o entrenadores registrados. Eso parece bonito, pero tiene truco. En Puerto Rico todos los perros guía que conozco provienen de escuelas de los Estados Unidos con una reputación incuestionable. Además, a pesar del alto costo que representa para esas escuelas el entrenar a estos perros guía, costo que fluctúa entre $45,000 y $65,000, la realidad es que ellas proveen sus animales a las personas ciegas a un bajo costo, y en muchos casos, a no costo. Cuando indico bajo costo, me refiero a $150, que fue lo que pagué por Pilgram, incluyendo los costos del perro, equipo necesario, juguetes, cepillos, mis pasajes, estadía, comida, y otras cosas que no recuerdo en este momento. Supongo que si para poder registrar a un perro de estas escuelas, la escuela tiene que pasar por la burocracia de presentar sus papeles del CRIM, ASUME, hacienda, certificado de antecedentes penales, y todo los demás requisitos de nuestra isla, lo que sucederá es que estas escuelas negaran la participación a personas de PR. Este registro sólo servirá los intereses de personas que quieran controlar el negocio de los animales de servicio en Puerto Rico.

DE ESOS PROYECTOS ME GUSTA LA PARTE EN LA QUE SE ESTABLECE MULTAS PARA LAS PERSONAS QUE TRATEN DE IMPEDIR EL ACCESO A UN ANIMAL DE SERVICIO. ESTO SERÍA DE PROVECHO YA QUE LA LEY FEDERAL NO CONTEMPLA ESTO, LO QUE PERMITIRÍA QUE LA PERSONA CON UN ANIMAL DE SERVICIO PUEDA PRESENTAR UNA DENUNCIA A UN PLICÍA ESTATAL.

POR EL MOMENTO LO IMPORTANTE ES LA EDUCACIÓN. HAY QUE EDUCAR A LOS COMERCIANTES SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON ANIMALES DE SERVICIO, PERO MÁS IMPORTANTE AÚN ES ADUCAR A LAS PERSONAS QUE REQUIEREN EL USO DE ANIMALES DE SERVICIO PARA QUE CONOZCAN SUS DERECHOS Y NO SE DEJEN INTIMIDAR.

@Costco: No me pueden requerir licencia de mi perro guía

Esta mañana fui a Costco de Carolina, y en la entrada una joven me solicitó que le mostrara la licencia de mi perro guía de manera que en las cámaras se viera la gestión. Le indiqué que yo no tengo ninguna licencia de mi perro guía, que no existe tal licencia, y que por lo tanto ella no me podía pedir ese documento. Le indiqué que su solicitud era contraria a los requerimientos de la Ley ADA, y le aclaré que sólo se permitía que me hiciera dos preguntas: La primera es si mi perro es un animal de servicio, y la segunda es si el perro está en ese momento asistiéndome. Incluso le aclaré que ella no me puede ni siquiera preguntar cual es mi condición que hace necesaria la asistencia de un animal de servicio, pero le dejé saber que mi perro en particular es un perro guía.

Ella me reclamó que sin una licencia no tenía forma de comprobar si mi perro era un animal de servicio, a lo que añadí que así era la ley. Entonces me indicó algo que me preocupó. Ella me indicó que otras personas le mostraban las licencias de sus perros. Mi contestación fue que si alguien le muestra la licencia, es probable que ese animal no sea realmente un animal de servicio, pero más bien un animal que algún entrenador inescrupuloso le dio un entrenamiento y le preparó un certificado para mostrar la “autenticidad” del animal.

Me consta que hay un grupo de personas que están tratando de que en Puerto Rico se haga una ley para exigir la creación de una licencia para los animales de servicio. Desafortunadamente ese proyecto de ley de la senadora María de Lourdes Santiago no está siendo cabildeado por los dueños legítimos de animales de servicio en PR, pero más bien por organizaciones que interesan ganar dinero al certificarse como entrenadores (vendedores) de animales con licencia para entrar en lugares públicos.

Un casi galón

En mi hogar se consume una gran cantidad de leche, aunque realmente debería decir que yo consumo una gran cantidad de leche. Toda mi vida he sido un fanático, entiéndase adicto, al consumo de la leche con Quik. Por tal razón cada vez que compramos leche fresca, compramos dos galones. Esta compra se realiza varias veces a la semana.

Como todos los productos en Puerto Rico, la leche es uno que ha ido aumentando su precio a través de los años, por lo que muchos se sorprenderán cuando compren su próximo galón de Leche Fresca y noten que el precio bajó de $5.00 a $4.79 en su precio sugerido de venta. ¡Por fin algo baja de precio en Puerto Rico! No.

Para evitar críticas de aumento de precio, la Industria Lechera de Puerto Rico aprobó un nuevo envase que se parece al antiguo galón, pero que es un poco más pequeño que éste. El galón normalmente tiene 128 onzas, pero este nuevo envase al que llaman “Empaque Familiar”, sólo tiene 120 onzas. No sabía que un líquido se podía empaquetar, y pensaba que éstos se envasaban. También está la posibilidad de que la Industria Lechera nos está empaquetando a todos con su nueva botella. El costo del nuevo casi galón, como yo lo he bautizado, es el equivalente de haber aumentado el precio del galón regular a $5.11.

Argumenta la Industria Lechera que este nuevo envase es el producto de haber atendido las quejas de consumidores que se quejaban que el envase anterior era difícil de cargar. No entiendo por qué las personas con esta queja no compraban entonces el medio galón. Lo chévere será cuando comencemos a llamar al galón el galonote, algo así como hacemos con los licores.. Por ejemplo, a las botellas de 750ml las llamamos “1 litro”, pero cuando el manufacturero también tiene la versión de 1000 mililitros, a esa la llamamos el “Litrote”.

En nuestra historia no es esta la primera vez que cambiamos una medida para ocultar cambios en precios. No olvidemos hace unas 3 décadas cuando en PR dejamos de comprar la gasolina en galones, para pagarla en litros, diz que por una conversión al sistema métrico. No me extrañaría que pronto la industria de la gasolina cambie su estándar al nuevo casi galón de la Industria Lechera.

Pregunta para los abogados, ¿Podría ocurrir en algún momento una demanda de clase si alguien argumenta que al comprar la leche, solicitaba que le dieran un galón, y luego descubrió que lo que compraba no era un galón? Ahí lo dejo…

Animales de servicio en Puerto Rico

Días atrás me encontraba en Costco, y un hombre se me acercó y me preguntó si tenía el “Service Animal Vest” de Pilgram. Le indiqué que no tenía el”vest”pensando que su intención era indicarme dónde lo podía comprar, pero tan pronto le contesté me reclamó si no era requisito que el perro tuviera este tipo de identificación, a lo que indiqué que no era así, y continué caminando. Luego mi hijo me indicó que la persona era un empleado de la tienda, lo que hizo que la conversación me pareciera más extraña, ya que todo el tiempo fue en inglés.

Al analizar el evento no puedo concluir otra cosa que no sea que el empleado ha sido mal informado por alguna persona que ha visitado la tienda con un animal de servicio falso. Muchas personas están declarando que sus perros son animales de servicio, de manera que puedan tener acceso total a facilidades en las que se permite el acceso del público. La ley ADA permite que animales de servicio puedan entrar a todos los lugares a los que puede entrar su dueño, incluyendo tiendas, restaurantes e incluso hospitales. Debido a la confidencialidad que cobija a los dueños de estos animales, la ley permite que sólo se hagan dos preguntas: La primera es si el animal en cuestión es uno de servicio, y la segunda pregunta es sobre que tipo de servicio brinda. En el establecimiento no pueden pedir identificación, o demostración de la habilidad del animal, que dicho sea de paso, sólo cualifican perros, y recientemente se están permitiendo entrenar caballitos miniatura como animales de servicio.

Otra aclaración que hace la ley ADA es que animales de compañía, de terapia o de apoyo emocional no cualifican como animales de servicio. Sin embargo, es pertinente aclarar que hay muchos tipos de animales de servicio que prestan ayuda a personas con distintos impedimentos, y que no son sólo los perros guías los que cualifican. Hay perros que ayudan a personas con limitaciones de movilidad, y otros que les pueden advertir a sus dueños epilépticos cuando están a punto de tener un ataque de epilepsia, e incluso ayudan a la persona durante el ataque, además de brindarles protección, para mencionar algunos ejemplos de animales de servicio.

Sin embargo, debido a las restricciones que impone la ley sobre la cantidad de información que se puede requerir al dueño del animal de servicio, muchas personas se aprovechan y adquieren un arnés para su perro, o un chaleco que lo identifique como animal de servicio, de manera que le permitan entrar a todas partes con su mascota. El problema es que muchas de esas mascotas no cuentan con el entrenamiento necesario, y su comportamiento deja mucho que decir, creando mala reputación para los verdaderos animales de servicio, y haciendo que se nos haga más difícil el acceso en algunos lugares.

Me parece que lo único que podemos hacer para resolver esta situación, es hablar sobre el asunto. Sería de mucho provecho el que los medios noticiosos hablen, cuestionen y comenten sobre este asunto, de manera que el pueblo pueda reconocer los mitos y realidades sobre las capacidades y las limitaciones de los animales de servicio.

P del S 238

En las semanas recientes el asunto más comentado en Puerto Rico es el si se debe aprobar o no el proyecto del Senado 238 el cual pretende prohibir el discrimen laboral por motivos de orientación sexual. Ciertamente es vergonzoso el que en pleno siglo XXI se tenga que legislar para prohibir el discrimen por esta, o por cualquier otra razón, que no sea una relacionada al desempeño de una persona en su área de trabajo. Esta ley pretende unir la orientación sexual al nivel en el que en la actualidad se prohibe la discriminación por razones de raza, sexo, religión, edad, nacionalidad, creencias políticas, etc.

Mi opinión es que no estoy tan seguro si el aprobar esta ley tendrá el efecto positivo que esperan los miembros de la comunidad LGBTT. La realidad es que aunque por años han habido otros grupos que están protegidos por ley contra el discrimen, a final de cuentas los patronos, en especial los privados, tienen la libertad de contratar a las personas que ellas entiendan son las que más le convienen. No podemos tapar el cielo con la mano. En Puerto Rico todavía se discrimina contra los negros y contra las mujeres. Es mucho más probable que al visitar un banco recibas el servicio de parte de una persona blanca, que de una persona negra, o de una persona joven, que de una persona vieja. Casi nadie contrata a una mujer en evidente estado de embarazo, e incluso hay compañías que evitan contratar mujeres jóvenes en edad reproductiva, o que tengan niños pequeños ya que saben que son más propensas a ausentarse.

Incluso creo que es posible que el aprobar esta ley pueda traer más discrimen a las personas homosexuales, ya que en la actualidad es común notar la presencia de aparentes miembros de esa comunidad en un gran número de lugares comerciales. hay muchos patronos que no discriminan contra ellos al momento de contratarlos, pero no estoy seguro si harían lo mismo una vez aprobada la ley, ya que se crea una posibilidad de ser demandados si en algún momento tienen que despedir a un miembro de esta comunidad por alguna razón de mérito, pero entonces la persona podría reclamar que fue despedida por su orientación sexual. Otro problema que se podría crear es que un miembro de esta comunidad que esté buscando un empleo en una plaza en la que entiende hay bastante competencia, podría ir a la entrevista y declarar que es homosexual para luego indicar que no le dieron el puesto por razones de discrimen. Tampoco creo que el Banco Popular de PR, o alguna cadena comercial permita que un empleado Transexual rinda servicios al público con la vestimenta y arreglo personal cónsono a su orientación sexual. No he escuchado argumentos a estos efectos, pero me parece que es necesario el que se discuta.

También merece discusión la postura patética de las iglesias cristianas que se oponen firmemente a este proyecto de ley. Ellos entienden que las personas de la comunidad LGBTT viven una vida pecaminosa, lo que por lo tanto podemos entender que la iglesia discrimina contra estas personas por razones de creencias religiosas. Los cristianos que por años sufrieron persecución por sus creencias religiosas, ahora persiguen a otros por la misma razón. Las mismas iglesias que han sido sacudidas por escándalos de abuso sexual contra menores, y que hacen todo lo posible para que esto no salga a la luz pública, ahora persiguen con odio a los homosexuales. El único argumento que no he escuchado de las iglesias es que establezcan cuál es el riesgo que corre la sociedad si se aprueba esta ley. La realidad es que en Puerto Rico todos tenemos a un familiar homosexual. Los miembros de la comunidad LGBTT son parte de la sociedad puertorriqueña, e incluso mundial, y el aprobar o no esta ley, no cambia en nada la orientación sexual de nadie.Si la iglesia entiende que estas personas son malas para la sociedad, entonces se debe preguntar cuál ha sido su aportación para eliminar este “problema”. Su mensaje no ha llegado.

Y mientras este debate ocurre, nos olvidamos discutir cómo vamos a solucionar la crisis económica que hunde a nuestra isla.

El Acuaeslento

Ayer mi esposa organizó un paseo por el Viejo San Juan junto a mi hija, y a dos amiguitas de ella. Dado que vivimos “a solo pasos del Acua Expreso”, como diría un opúsculo de venta de apartamentos en mi condominio, mi esposa decidió usar este método de transporte, de manera que las nenas hicieran algo distinto.

Llegaron al terminal un poco antes de las 2:30 PM, y les indicaron que la próxima lancha saldría a las 3:00 PM ya que los viajes salen desde Hato Rey a las en punto de cada hora, saliendo el último viaje a las 7:00 de lunes a jueves, y del Viejo San Juan salen a las “y treinta”de cada hora, saliendo el último viaje a las 6:30 PM.

Llegada la hora de la supuesta salida, no había llegado la lancha, por lo que decidieron preguntar el estatus al empleado que vendía los boletos. Él llamó al terminal del Viejo San Juan, y pensando que nadie lo escuchaba debido a que estaba dentro de la jaula de venta de boletos, mi esposa escuchó cuando esta persona le indicó a la otra:

_Es que yo no te tengo que llamar para decirte que hay gente esperando por la lancha.”

Era fácil entender que en el otro terminal no tenían clientes para viajar a Hato Rey a las 2:30, y dado que pensaban que no había nadie en Hato Rey, alguien tomó la brillante decisión de no dar el viaje.

El empleado de Hato Rey se limitó a decirle a los pasajeros varados en Hato Rey que habían tenido un problema, y el próximo viaje sería a las 4:00.

En el lugar había una persona que había estado esperando esa lancha, y que tenía que llegar a su trabajo en un restaurante a las 3:30. Ella tuvo que llamar a alguien para que le diera pon.Antes de irse, ella le comentó a mi esposa que el problema es que después hay que oir las quejas de esos empleados cuando el gobierno privatiza los servicios. Aunque en los medios uno escucha una alegada oposición a las concesiones, la realidad es que las APP han mostrado que tienen su espacio para mejorar algunos servicios que durante muchos años el gobierno no a podido brindar de forma satisfactoria a la ciudadanía.

Mientras mi esposa continuaba su espera, llegó otro grupo de personas, y el empleado les indicó que la lancha saldría a las 4:00, pero que tenían que buscar otra forma de regresar a Hato Rey, ya que el cerraría el terminal tan pronto saliera la lancha. El grupo abandonó el lugar sin comprar boletos.

El empleado había tomado la decisión de darse la tarde libre. Es insólito como empleados de una agencia pública boicotean el servicio que a final de cuentas es su trabajo. Claro está, estos empleados siguen cobrando su salario aún sin ofrecer el servicio, y no me extrañaría que luego informen a sus supervisores que todos los viajes se dieron de forma normal.

En el terminal de hato Rey han comenzado a operar unos negocios de comida y bebida, los cuales están en un lugar excelente, justo al frente del Coliseo de Puerto Rico, y a minutos del Viejo San Juan en lancha. Si Acua expreso operara de forma eficiente, estoy seguro que sería de beneficio, tanto para los negocios, como para Acua Expreso. Las lanchas traerían más clientes desde el Viejo San Juan a Diverplex, a la vez que Diverplex atraería a más personas a usar Acua Expreso

Lo único positivo del viaje, fue que tanto mi hija, como sus amigas pudieron ver un manatí que nadaba cerca de la lancha.

Donando sangre

Esta mañana participé de la Mega Donación de sangre que auspicia Univisión junto a la Cruz Roja Americana. Finalmente mi calendario de donación coincidió con el de este evento en el cual no había podido participar anteriormente. Para los que no conocen los detalles de la donación de sangre, una vez una persona dona, no puede volver a donar en los próximos 56 días En años anteriores no había participado del evento de Univisión debido a que no habían transcurrido los días necesarios desde mi donación anterior. Sin embargo, mi última donación cumplió sus 8 semanas justamente ayer. Supongo que se preguntan cual es la urgencia de donar tanta sangre. A continuación la explicación.

Antes del año 2008 casi nunca donaba sangre. La realidad es que el asunto de agujas abriendo agujeros en mi piel y en mis venas no me ha gustado nunca. Todavía les tengo miedo. Sin embargo, siempre tenía curiosidad del hábito de mi socio de trabajo Paxie Córdova, quién cada vez alguien necesitaba sangre, él iba y donaba. No sólo lo hacía por amistades y familiares de amistades, sino que también lo hacía por peticiones de personas en radio o en TV. Su motivación era difícil de entender por mí. En el año 2008 dos personas que yo conocía necesitaban sangre y yo fui y doné. Por alguna razón se me ocurrió ponerme como resolución de fin de año ir a donar durante el 2009 cada 2 meses. Esa resolución fue completada, a diferencia de las de otras personas que se proponen rebajar, de manera psiquica, ya que no hacen ningún esfuerzo para completar su resolución. Mi resolución sólo requería sacar un rato en 6 sábados del año. En una de esas donaciones pude ver la desesperación de una persona llamando a amistades para que fueran a donar sangre para una operación de emergencia de un familiar. Era visible que esa persona hubiese preferido dedicar su tiempo a estar con su familiar en el hospital, que estar pendiente a que llegarán donantes. Me acerqué a recepción y les indiqué que acreditarán mi donación a la cuenta de esa persona.

En algún momento de ese año aprendí que el miedo a la aguja es mental, y que más duele la muestra que sacan de un dedo para determinar la hemoglobina. También duele más el momento en que te arrancan el tape con la cinta adhesiva con la que sujetan los conductos. El secreto está en no mirar la aguja cuando te la van a enterrar. haciendo el cuento largo, uno corto,desde esa época he seguido cumpliendo con mi meta de las 6 donaciones anuales. Incluso, en varias ocasiones me he atrasado en mi calendario, y lo que hago es donar plaquetas, de manera que no tengo que esperar tanto tiempo para volver a donar, aunque tengo que admitir que no me gusta tanto la donación de plaquetas ya que toma más tiempo, y es más complicada para mí debido a que hay que estar pendiente a unas señales visuales que emite la máquina para uno saber cuando apretar el puño en varias ocasiones, y cuando parar. En mi caso tengo que estar pendiente a un sonido que hace la máquina en algunos momentos.

Durante esos años aprendí que prefiero estar en el lado del que dona la sangre, a ser quien la necesita. Tengo crédito en varios bancos de sangre, así que si algún día un familiar mío o yo necesitamos sangre, no tengo que salir corriendo a buscar donantes

Aproveché la oportunidad hoy, y también me apunté en la lista de donantes de organos, de manera que si algún día me pasa algo Magdamari y los nenes no tengan que empezar a pelear como la familia del Macho Camacho.Algo aprendí de él. Claro está, no me apunté hasta tanto me confirmaran que por estar en la lista de Life Link, los médicos no se vuelven más rápidos en decidir que ya no queda nada más que hacer por mí.

Antes de uno donar sangre, tiene que contestar una serie de preguntas, de manera que ellos puedan confirmar que uno no está en un grupo de riesgo de tener alguna enfermedad contagiosa. Una de las preguntas más curiosas es si uno no ha estado preso por más de 72 horas. Aparentemente lo que uno aprende en las películas no es cierto. Parece que toma 3 días el que se ponga peligrosa la cárcel. Sin embargo, prefiero seguir portándome bien, para no tener que averiguar.

En conclusión, te invito a que dones sangre, ya que esa pinta alguien la necesita más que tu. Te garantizo que cuando salgas de la donación, te sentirás mejor que cuando llegaste a donar.

ps. Hoy en la donación me tomaron video en univisión, y al final del noticiario de medio día me presentaron en el nuevo segmento de la noticia positiva. Yo soy al que llaman “…una persona no vidente acompañado por su perro guía.”