Archivo de la categoría: General

Charla en la ARV

El pasado jueves 2 de febrero asistí al Centro de Ajuste de San Juan de la Administración de Rehabilitación Vocacional para dar una charla sobre perros guías. Debido al alto nivel de agradecimiento que tengo con ellos ya que cuando fui un consumidor de sus servicios recibí un trato de primera, fue una gran oportunidad para poder devolver una pequeña parte de lo que había recibido de ellos. Espero que me sigan invitando.

En la charla me dirigí a un grupo de personas en los que habían posibles futuros usuarios de perros guías. En la primera parte de la charla, hablé sobre mi proceso de aprendizaje de Orientación y Movilidad, y sobre mi proceso de investigación sobre los perros guías, y sobre las distintas escuelas disponibles. Expliqué el proceso de admisión, y hablé sobre el entrenamiento, tanto del perro, como el de la persona ciega.

En la segunda parte de la charla, contesté preguntas del público. Creo que aclaré muchas dudas, las cuales yo también había tenido en algún momento. Sin embargo, la pregunta más interesante fue si yo había considerado en algún momento el tener en lugar de un perro guía, un caballo guía. La realidad es que no sabía que esta opción existe. Esa noche investigué el asunto, y aparentemente hay un programa experimental con unos caballos miniaturas. Estos caballitos son usados por personas que tienen alergias o miedos a los perros. Además, tienen la ventaja de que su vida útil puede ser de 40 años, lo que es mayor que la vida de un perro. Sin embargo, sigo prefiriendo tener un perro. Para quién interese más información, fotos o videos de estos caballitos, busquen en internet “guide horses”.

Le Niegan la Entrada a mi Perro Guía

En la tarde de hoy, luego de salir del trabajo, fui a Plaza Caparra, y allí por primera vez, me indicaron que no podía estar con Pilgram. Y como una vez no es suficiente, me ocurrió en menos de media hora, por segunda ocasión.

La primera vez fue entrando a la tienda CompUSA, en la que se me acercó un guardia y me indicó “Usted no puede entrar con eso” Sabía de lo que me estaba hablando, ya que suponía que no se refería a mi hijo, pero me hice el tonto, y le pregunté: ¿Con qué? Volvió u me indicó “Con eso”. Supongo que estaba señalando al perro Entonces le indiqué: “¿El perro? Es un perro guía, y el si está autorizado a entrar conmigo. Así lo indica la ley.”. Seguí mi camino a entrar a la tienda y escuché al guardia llamar a alguien, quien supongo era el gerente. La persona de lejos le contestó: Ës un PERRO GUÍA”. En el tono de su voz se notaba el descontento de la persona con lo que había hecho el guardia.

El segundo incidente ocurrió frente al kiosko que vende pretzels en el pasillo. Mientras mi hijo se decidía en qué quería comprar, se me acercó una guardia y me dijo que me tenía que mover de allí. Al preguntarle la razón, me indicó que allí vendían comida, a lo que le indiqué que yo lo sabía y por eso estaba allí. Me repitió que tenía que sacar el perro del área, y con cara de molesto le indiqué que me quedaría allí. Entonces me preguntó si yo era una persona impedida a lo que contesté : “Mi perro es un perro guía”. Entonces me dijo que no había problema, Cuando llegó el turno de pedir le indiqué a mi hijo que no pidiera nada ya que no iba a comprar allí.

La realidad es que no creo que ninguno de los dos incidentes sean debido a la política de los establecimientos, y sí debido a errores de juicio de los guardias. Creo que los mismos trabajan para compañías distintas, una contratada por CompUSA, y la otra por el Centro Comercial. Lo mas seguro es que la instrucción general es no permitir animales, pero no se indica que hay excepciones. Supongo que poco a poco la gente irá aprendiendo.