Archivo de la categoría: Advocacy

Actualización del evento con mi perro guía en el Hospital de Veteranos

A continuación hago un resumen de lo que ha sucedido luego de que el sábado 19 de octubre escribiera en mi blog sobre los eventos que me sucedieron ese día en el Hospital de Veteranos en el cual me solicitaron que saliera de la habitación en la que estaba recluido mi padre debido a que yo estaba acompañado por mi perro guía. Comienzo indicando que ya mi padre está en su casa. Muchas gracias a los que se preocuparon por él y me escribieron para preguntarme por su estado de salud.
Regresando al tema, la publicación de mi escrito provocó que muchas personas se indignaran debido a que les pareció inimaginable e inaceptable que una institución tan prestigiosa como el Hospital de Veteranos cometieran una violación a la ley ADA. El lunes me entrevistaron de varios medios de radio y TV, y visité la Defensoría de Personas con Impedimentos para asesorarme sobre las medidas que se podían tomar para no sólo remediar la situación que me afectaba ya que me sentía cohibido de visitar a mi padre, pero para también lograr un cambio permanente en la política del hospital de manera que nadie más tuviera que pasar por una situación como la que me había sucedido.
En la tarde del lunes, cerca de las 4PM recibí una llamada de un oficial de asuntos públicos del hospital en la que me pedían disculpas por la situación, pero me aclaraban que ellos podían restringir el paso de animales de servicio en lugares que ellos entendieran necesario. Nuevamente indiqué que la ley ADA es clara sobre el asunto, y que explícitamente indica que las habitaciones son áreas en las que puede entrar un animal de servicio. Las áreas en las que se entiende que se puede prohibir la presencia de animales de servicio son lugares en los que se desea mantener un ambiente estéril, como lo son las áreas en las que se pide que las personas se cubran con mascarillas y otro tipo de protección similar. Este no es el caso de la habitación que ocupaba mi padre. De hecho, en esa zona no existe ningún tipo de rotulación que indique las restricciones que aplican a los humanos, como sí sucede en otras áreas. Según me indican, en la zona sólo hay rótulos prohibiendo el tomar fotografías. También hay muchos rótulos indicando que los animales de servicio son bienvenidos.
Un rato después de la conversación recibí un mensaje de texto de la persona que había hablado conmigo indicando nuevamente la petición de disculpas, y diciendo que de parte del Director del hospital que me permitirían visitar a mi padre acompañado por mi perro sin ningún problema. Respondí dando las gracias y solicitando que me aclararan si este permiso era como consecuencia de haber revisado ellos su política, o si era sólo una excepción en mi caso, pero que no aplicaría a otras personas. No fue hasta más de 24 horas más tarde que recibí otro mensaje en el que me solicitaban mi dirección de correo electrónico para enviarme una respuesta formal a mis preguntas. Esto fue el pasado martes en la noche, luego de que ya habían dado de alta a mi padre varias horas antes.
A la fecha de hoy no he recibido la respuesta prometida. Si bien es cierto que ya no tengo una urgencia en necesitar visitar una habitación del Hospital de Veteranos, también es cierto que debo continuar mi lucha para que se aclare la política del hospital con respecto a la ley ADA. Debo aclarar que en esta ocasión mi problema fue con el Hospital de Veteranos, una institución de alto prestigio con excelentes facilidades, y mejor aún personal médico y técnico. Sin embargo, lamentablemente no es el único lugar donde me ha ocurrido algo similar a mi, o a otros usuarios de animales de servicio. La ley protege no sólo el acceso de personas con animales de servicio a lugares públicos, pero también a servicios como lo son los de transportación como el Tren Urbano, AMA, carros públicos, taxis, e incluso los servicios de Empresas de Redes de Transporte como Uber. Debo reconocer la gestión del representante Néstor Alonso quien el pasado lunes radicó la resolución RC 1604 para investigar el cumplimiento en Puerto Rico de las leyes que protegen el uso de animales de servicio en Puerto Rico. También agradezco las expresiones públicas y gestiones realizadas por nuestra gobernadora Hon. Wanda Vázquez, y la Comisionada Residente Hon. Jenniffer González. También le agradezco públicamente al Defensor de las Personas con Impedimentos Gabriel Corchado quien ya envió una comunicación al director del Hospital de Veteranos de San Juan.

Vuelven a violar mis derechos en Hospital de la Administración de Veteranos

Desde noviembre de 2011 uso un perro guía, ya que soy una persona ciega. A principio tuve varios problemas en lugares públicos en los que se pretendía limitar mi derecho a estar acompañado por un animal de servicio, derecho otorgado bajo la ley federal conocida como ADA. En los años más recientes he notado una disminución significativa en la cantidad de lugares que desconocen la ley, e intentan violar mi derecho a estar acompañado por un perro guía.

En octubre del año pasado escribí en este blog sobre un incidente que me ocurrió en el Hospital de Veteranos en San Juan, y presenté una queja con el Procurador del Veterano, y se me indicó que supuestamente habían realizado cambios para que ningún usuario de un animal de servicio tuviera el problema que yo había tenido.

Desafortunadamente, hoy comprobé que el cambio no duró mucho. En la tarde de hoy fui al hospital a visitar a mi padre, y al rato de estar en la habitación, una enfermera me indicó que yo no podía estar en la habitación con mi animal de servicio. Le indiqué que la ley ADA protegía mi derecho a estar allí con el perro guía, y le solicité copia escrita del reglamento que indicaba lo que ella decía. Me indicó que me lo traería, al igual que vendría con un policía, a lo que respondí que no tenía problema con eso.

Luego de un rato llegó el guardia de seguridad interna del hospital con el mencionado reglamento. Le indiqué que la ley ADA sólo prohibía mi uso de un animal de servicio en áreas como salas de cirugía, o las unidades para tratamiento de personas quemadas, a lo que me respondió que eso es lo que indica la ley, pero que el hospital tenía derecho a implementar medidas más restrictivas, lo cual yo objeté dado que la intención de la ley ADA es precisamente proteger derechos de personas con animales de servicio legítimo para evitar que individuos o instituciones trataran de limitar esos derechos.

Es lamentable que una institución del calibre del Hospital de la Administración de Veteranos, la cual cuenta con un personal médico y técnico de alta calidad, a nivel administrativo cuente con personal que pretende violar los derechos de ciudadanos cobijados bajo ley federal. Esos administradores deberían recordar diariamente que ellos rinden servicios a ciudadanos que, precisamente, fueron al frente de guerra a luchar por los derechos de todos nosotros.

Espero que recapaciten y entiendan que sus reglamentos no pueden ir por encima de las leyes federales. A continuación copio un extracto de texto de la página web www.ada.gov en la que se dan ejemplos de áreas en las que se puede ir acompañado con un animal de servicio, y en las que no, cuando se visita un hospital.

«Under the ADA, State and local governments, businesses, and nonprofit organizations that serve the public generally must allow service animals to accompany people with disabilities in all areas of the facility where the public is normally allowed to go.

For example, in a hospital it would be inappropriate to exclude a service animal from areas such as patient rooms, clinics, cafeterias, or examination rooms. However, it may be appropriate to exclude a service animal from operating rooms or burn units where the animal’s presence may compromise a sterile environment.»

Como pueden ver las habitaciones son áreas permitidas. Las áreas estériles son aquellas en las que los visitantes se tienen que colocar ropas especiales y protección para no contaminar el área. Obviamente yo no hubiese intentado entrar con mi perro en un área que pusiera en peligro la salud de mi padre o de otros pacientes.

Protocolo de Animales de servicio En el Hospital de Veteranos de San Juan

Varias semanas atrás fui a visitar un familiar que se encontraba en la sala de emergencias del hospital de Veteranos de San Juan. Me encontraba acompañado por mi perro guía. Para mi sorpresa, me indicaron que tenía que abandonar el lugar debido a que no se permitían animales de servicio en ese lugar. Le indiqué a la persona que la ley ADA me permite estar acompañado en lugares en los que se me permite a mi visitar, y que en términos de hospitales las únicas excepciones, por razones obvias, son sala de cirugías y la unidad en donde se encuentran los pacientes víctimas de quemaduras. Sin embargo, la sala de emergencias no se encuentra en la lista de excepciones. La persona me indicó que ellos en el hospital tienen su propio protocolo el cual establece mas de una docena de lugares prohibidos. Pedí copia del documento, y ciertamente me parece ridículo que ellos por una vía administrativa traten de eliminar derechos establecidos por ley. La ley ADA tiene como propósito evitar que ciudadanos o instituciones traten de privar a personas con impedimentos de poder llevar una vida independiente. Es lamentable que una institución como el Hospital de Veteranos en la que se atienden hombres y mujeres que lucharon en campos de guerra por mantener los derechos de los ciudadanos americanos tengan como administradores a personas que desde un escritorio a personas que con un papel limiten los derechos de ciudadanos.

Es importante que esos administradores recuerden que son muchos los veteranos que como consecuencia de su servicio heroico hoy requieren el uso de un animal de servicio. Aunque no soy veterano,tengo derechos que no pienso ceder a ningún burócrata.

Luego del incidente me comuniqué con el licenciado Montañez, Procurador de los Veteranos en Puerto Rico y entendiendo la gravedad de la falta cometida por el Hospital de Veteranos se comunicó inmediatamente con ellos y aparentemente ya se realizaron los cambios en el protocolo ilegal del Hospital de Veteranos. Mi agradecimiento público al Procurador del Veterano. Espero que el problema mencionado anteriormente ya esté resuelto de una vez y por siempre.

Reunión con senadora Nolasco (@MargaritaNolasc) sobre nuevo proyecto animales de servicio

hace dos días escribí un pequeño artículo en este blog sobre el nuevo proyecto sustitutivo que se evalúa en el Senado de Puerto Rico relacionado a los animales de servicio. he aprendido que las cosas no ocurren solas en nuestra isla, y que nosotros como ciudadanos tenemos el deber de actuar para conseguir resultados. En la mañana de hoy me reuní con la senadora margarita Nolasco, a quien no había tenido el placer de conocer anteriormente. Su trato fue muy amable, y aunque no forma parte de la Comisión que trabaja el asunto, mostró mucho interés haciendo preguntas interesantes y tomando notas. Ella hizo el compromiso de atender este asunto, e incluso se comprometió a que si no se trabajaba en el corto periodo que queda de sesión este año, la cual termina el 30 de junio, que entonces lo retomaría en la próxima sesión que comienza en enero de 2017.

Al terminar la reunión me comprometí a enviarle por escrito mis planteamientos, lo cual acabo de hacer, y aproveché el mismo texto y lo envié directamente a la Comisión de Derechos Civiles, Participación ciudadana, y Economía Social para que conste en el récord junto a la ponencia que sometí el año pasado. Abajo incluyo copia del texto enviado para el beneficio de los lectores de este artículo.

Sin embargo, antes de pegar el texto quiero hacer una petición a los usuarios de animales de servicio que sean seguidores del partido nuevo Progresista. Mi petición es para que el próximo 5 de junio en las primarias consideren en la papeleta de Senadores por Acumulación en la que pueden escoger hasta 6 candidatos, que uno de ellos sea la senadora Margarita Nolasco,quién aparece en dicha papeleta en la posición número 14. Es importante que hagamos lo posible para que en la Legislatura de PR tengamos funcionarios que se identifiquen con las causas en las que creemos.

Ahora si incluyo el texto de la evaluación que he hecho sobre el proyecto de ley.

=======

He tenido la oportunidad de evaluar el proyecto presentado en el Senado de Puerto Rico como sustitutivo al P del S 746, P de la C 2066, y P de la C 173. El mismo recoge varias preocupaciones que yo expresara en las vistas públicas celebradas en febrero de 2015, así como las expresadas por otros deponentes. Sin embargo, en el proyecto sustitutivo surgen unos asuntos nuevos que no habían sido presentados anteriormente, y que me causan preocupación como usuario de un perro guía. A continuación estaré discutiendo estas preocupaciones de manera que puedan ser consideradas por los miembros de la Comisión de Derechos Civiles, Participación ciudadana, y Economía Social de forma que se pueda conseguir un proyecto que finalmente se convierta en una ley justa para las partes involucradas.

En la exposición de motivos del proyecto se introduce un nuevo término, el cual se convierte en protagonista del mismo, y que incluso da nombre a la ley que se crearía. Este término es el de “Animal Dedicado”. Este es un término creado en este proyecto, el cual no es un término de uso general a nivel de Puerto Rico, Estados Unidos, o incluso a nivel internacional. Los proyectos anteriores tenían como propósito reglamentar el entrenamiento y uso de animales de servicio, los cuales están incluso definidos y reglamentados a nivel federal en la ley conocida como American with Disabilities Act, y comúnmente llamada ADA. Sin embargo, en la ley propuesta se pretende cubrir no sólo a animales de servicio, pero también a animales de terapia, y animales de apoyo emocional, como se muestra en el siguiente texto que copio del proyecto:

«Por lo tanto, esta Ley, inicia re conceptualizando el término animal de servicio por animal dedicado, que puede incluir animales de servicio, animales de terapia, animales de soporte emocional y otras modalidades de animales entrenados para ser dedicados particularmente a una persona que así lo requiera por su condición de salud, sea cual fuere. Además de lo anterior, persiste la confusión entre ciertos sectores de la ciudadanía, y las personas que dependen de animales dedicados. Estos siguen confrontando problemas en lugares como restaurantes, instituciones bancarias, y hasta en las escuelas públicas, ya que se les ha negado el acceso con su animal dedicado o se les ha tratado de forma abiertamente discriminatoria.”

Me causa preocupación la inclusión de animales de terapia y los de apoyo emocional dentro de la categoría de “Animal Dedicado”, ya que el dueño de algún animal de este tipo podría considerar que la legislación estatal le provee el mismo derecho de acceso a lugares públicos y transporte que tienen los animales de servicio, pero cuando leemos el proyecto, la definición planteada para un animal dedicado es exactamente la misma de lo que se define a nivel federal como un animal de servicio. A continuación incluyo copia de la definición que se muestra en el proyecto:

«Animales Dedicados- significa un animal doméstico entrenado para responder a la necesidad individual de la persona a la que se dedica. Para catalogarse como tal, el animal dedicado deberá atender la necesidad individual de una persona con impedimento o persona con alguna condición de salud y con estos fines, cumplir con ejecutar dos pasos mínimos; el primero, reconocimiento de la necesidad y; segundo, ser responsivo a la necesidad y la atienda en beneficio de la persona a la que se dedica. Disponiéndose, que se excluyen aquellos animales donde se justifique su necesidad con la mera presencia y los animales salvajes, aun cuando hayan sido entrenados.”

Normalmente los animales de terapia y los de apoyo emocional son animales que pueden contar con un entrenamiento de obediencia básica, y que se distinguen por ser sumamente mansos e inofensivos, por lo que pueden interactuar con personas extrañas sin mostrar violencia. Sin embargo, a diferencia de los animales de servicio, no están entrenados para trabajar con un individuo en específico, y al surgir cierta situación particular poder identificar esa situación y reaccionar de forma tal que ayude a la persona a la que acompaña. Un animal de terapia o de apoyo emocional podría ser entrenado para eso, pero entonces ya sería incluido en la definición de “Animal de Servicio”. Desafortunadamente la ley no define en ninguna parte ni distingue las diferencias entre los animales de servicio, los animales de terapia, y los animales de apoyo emocional.

En mi opinión, la ley debería evitar crear esta cosa llamada “Animal Dedicado”, y en su lugar definir cada uno de los tipos de animales mencionados anteriormente ya que haría más fácil el distinguir que artículos de la ley podrían aplicar a cada uno de ellos. También tengo que admitir que me causó sorpresa el uso del término “Animal Dedicado”, el cual no es uno de uso general, pero es parte del nombre de una compañía privada que se dedica al entrenamiento de animales en Puerto Rico, por lo que se podría ver que esta ley le provee una ventaja competitiva contra otras compañías de entrenamiento de animales.

En el Artículo 4 del proyecto se establece el procedimiento único que es válido para que se pueda identificar a un “Animal Dedicado”al momento de tratar de acceder a un lugar público o. Esta prueba son las mismas dos preguntas establecidas por la ley ADA para los Animales de Servicio, y que los animales de terapia, o los de apoyo emocional no cumplen a menos que sean también animales de servicio.

Es importante señalar que las pruebas son dos preguntas sobre el animal, y que no se puede indagar sobre el impedimento de la persona que requiere el uso del animal de servicio. Incluso tanto la ley ADA como la exposición de motivos del proyecto establecen de forma explícita que no se podrá requerir tarjetas de identificación o documentos de entrenamiento del animal para condicionar el acceso del mismo a un lugar o servicio. Sin embargo, en el Artículo 5 del proyecto se establece que el dueño del animal podrá solicitar al Departamento de salud que le provea una tarjeta de identificación que demuestre que está cualificado para usar un “Animal Dedicado”. En mi opinión, si esta tarjeta no puede ser requerida en ningún lugar, no hay razón para que el gobierno establezca un procedimiento para proveerla, lo que aumenta los gastos gubernamentales, y la burocracia, y que en adición crea confusión en la ciudadanía, ya que si una persona por ejemplo presenta su tarjeta en un restaurante, los empleados del mismo podrían pensar que si dicha tarjeta existe, entonces tienen derecho a solicitar la misma cada vez que llegue un cliente con un animal de servicio, lo cual está prohibido por la ley federal y por el proyecto que estamos discutiendo.

El Artículo 7 del proyecto presenta un ejemplo del problema que crea la definición provista de “Animal Dedicado”. Este artículo indica el derecho de tener en una residencia un “Animal Dedicado”sin importar si la tenencia de animales está prohibida en el lugar. Bajo la definición provista de “Animal Dedicado”, esta protección sólo aplicaría a animales que cumplan con los requisitos y el entrenamiento de un animal de servicio, como hemos descrito anteriormente. Sin embargo, a nivel federal no es ADA la legislación aplicable. En este caso de animales en residencias aplica la legislación conocida como “Fair Housing Act”, la cual no sólo permite el tener en la residencia animales de servicio, pero también incluye a animales de apoyo emocional que hayan sido prescritos por un profesional de la salud mental como parte de una terapia. Estos animales no necesariamente tienen que cumplir con la capacidad de poder identificar una situación particular, y poder reaccionar, pero en algunos casos cumplen con su propósito con la mera compañía que brindan a la persona, y más aún puede ser un animal que no necesariamente sea de los usados para servicio, pudiéndose usar incluso aves o serpientes. sin embargo, el proyecto propuesto estaría en violación de la ley federal ya que no provee para los animales de apoyo emocional.

Este conflicto de leyes federales con la ley propuesta se eliminaría si se definieran los distintos tipos de animales mencionados anteriormente, y en lugar de usar el término amplio de “Animal Dedicado”, en los artículos relacionados a acceso lugares públicos se hablara sobre los “Animales de Servicio”, y en el artículo relacionado al acceso en residencias se usaran los términos “Animales de Servicio y Animales d Apoyo Emocional”, los cuales estarían definidos apropiadamente en la ley.

Dado que entiendo que no debe existir la tarjeta de identificación, me parece innecesario el Artículo 10 del proyecto que pretende crear un logo para ser usado en las tarjetas de identificación. Tengo que repetir que si la legislación federal prohibe el que se solicite la presentación de una tarjeta de identificación, crear dicha tarjeta sólo conseguirá aumentar la confusión de la población en general.

Por último, en este proyecto se introducen unos artículos relacionados al entrenamiento y posesión de animales guardianes de seguridad, que honestamente no entiendo por qué forman parte de esta ley. Me parece que los mismos deben ser eliminados de este proyecto y que deben ser atendidos en una ley separada, ya que este asunto no tiene ninguna relación con los propósitos que se pretenden alcanzar con la reglamentación de los animales de servicio.

Vuelve el Perro de Servicio

En realidad no vuelve el perro de servicio, pero si vuelvo yo con el tema sobre la legislación que se evalúa en el Capitolio de PR. El año pasado escribí varios artículos sobre lo que se proponía, y sobre mi opinión. No voy a tocar nuevamente lo pasado, por lo que los invito a que seleccionen la categoría «Advocacy» en este blog, y podrán encontrar fácilmente los distintos escritos. Luego de un año vuelvo a escuchar sobre el asunto, ya que un amigo me envió copia de un proyecto sustitutivo que se está evaluando en lugar de los tres proyectos que estaban circulando el año pasado.

Como noticia positiva, debo reconocer que muchos de mis reclamos que fueron presentados en la vista pública que participé fueron acogidos y forman parte del proyecto sustitutivo. Por ejemplo, ya no se incluye el asunto de la chapa para identificar al anima de servicio, lo que estaba en contra de la ley ADA ya que en ningún lugar me pueden pedir que presente identificación del animal de servicio. también se transfiere la creación del registro de entrenadores de animales de servicio de la Oficina del Procurador de Personas con Impedimentos, que era como estaba propuesto inicialmente, al Departamento de Asuntos del Consumidor, lo cual fue parte de mi ponencia ya que entiendo que el propósito es velar por la calidad de servicio que se presta a las personas que adquieran o desean adquirir un animal de servicio. Sin embargo, lo más importante es que se imponen multas a personas que pretendan obstruir el acceso de una persona con impedimentos acompañada por un animal de servicio en un lugar de acceso público. Esto es de gran beneficio ya que ahora la persona que viole la ley enfrenta la posibilidad de multa, e incluso de reclusión en cárcel.

El proyecto es muy bueno, pero tiene un problema que es algo nuevo que no había sido mencionado anteriormente. Este proyecto pretende ampliar el ámbito del mismo a un universo mayor, el cual no se limita a animales de servicio, pero crea un nuevo término llamado «Animal Dedicado». Este término no es uno universal, y en la exposición de motivos del proyecto indica lo siguiente:

«P»r lo tanto, esta Ley, inicia re conceptualizando el término animal de servicio por animal dedicado, que puede incluir animales de servicio, animales de terapia, animales de soporte emocional y otras modalidades de animales entrenados para ser dedicados particularmente a una persona que así lo requiera por su condición de salud, sea cual fuere..»

Como se puede observar, se incluyen como animales dedicados a los animales de servicio, así como los de terapia, y los de compañía. Estos dos últimos no son reconocidos por la ley ADA como animales de servicio ya que no están entrenados para realizar una función específica para ayudar a una persona con impedimento, y de hecho, cuando leemos el artículo con las definiciones que aplican en la ley, la definición del animal dedicado es exactamente la definición de un animal de servicio, por lo que no entendemos la razón de incluir el termino de «Animal Dedicado», el cual crearía confusión a personas que tienen animales de terapia y de compañía que no estarían cubiertos con relación a derechos que sólo aplican a animales de servicio. Si la razón para este término es para incluir el entrenamiento de animales de terapia y de compañía como parte del registro de los entrenadores, entonces la ley debe incluir la definición de animal de servicio para ser específico cuando se refiere al acceso a lugares públicos y transporte, y usar el término de «Animal Dedicado» sólo en lo relativo del entrenamiento, y aún así deben ser muy cuidadosos ya que en la actualidad este término no es uno con un significado universal, pero sí usado en el nombre de una compañía privada particular que existe en PR y que se dedica a entrenar animales de servicio, de terapia, de compañía y mascotas. usar este término se podría interpretar como si esta ley pretendiera patrocinar a esta compañía en particular, lo cual entiendo no es la intención del proyecto.

Estoy en el proceso de comunicarme con varios legisladores para plantear mi opinión de manera que finalmente se pueda aprobar durante la presente sesión legislativa que haga justicia a los usuarios presentes y futuros de animales de servicio en Puerto Rico.

Nota: El título de este artículo es como homenaje al famoso poema del Chavo del Ocho titulado «Vuelve el Perro Arrepentido». ¿Lo recuerdan? Por si acaso, lo escribo a continuación:
Vuelve el perro arrepentido,
con las miradas tan tiernas,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

(Esa estrofa se repite 20 ó 30 veces)

@Netflix tiene programación más accesible para personas ciegas #a11y

Definitivamente tengo que admitir que estoy enviciado con Netflix. Desde que anunciaron el año pasado que estarían añadiendo programación con Audio Descripción para personas ciegas, he podido disfrutar mejor las películas y series con este servicio.

¿Qué es la Audio Descripción? Yo diría que es el equivalente al Closed Caption para personas sordas que existe desde hace muchos años. Cuando uno activa el canal de Audio Descripción (AD) se puede escuchar una voz que describe lo que sucede visualmente . Esta voz habla en la pausa de los diálogos, por lo que no crea conflictos con éstos. Por ejemplo, no hay nada más odioso para un ciego que estar «viendo» una película y que al final dos personajes con conflictos se encuentren y que sin que ninguno hable se escuche música de fondo dramática, suene un disparo, se escuche un cuerpo caer al suelo, y se termine la película sin saber quién mató a quién. Con AD se escucha una voz que indica «Fulano entró a la habitación donde se encontraba Fulana. Ella sacó un revolver de su cartera y le disparo a Fulano en el centro del pecho. Él se desploma y se muestra su cuerpo en un charco de sangre, mientras Fulana abandona la habitación con los ojos llorosos». Creo que con este ejemplo deben haber entendido el asunto.

Ciertamente la cantidad de programación disponible con este servicio en netflix es bien pequeña, pero se nota el esfuerzo de ir aumentando la cantidad de títulos con AD. mejor aún es que ahora todas las series originales de netflix tienen este servicio disponible por lo que he podido disfrutar de series excelentes de principio a fin.

Dicho sea de paso, tengo que recomendar la serie Bloodline, la cual termine de ver ayer. Su primer episodio fue un poco lento, pero ha medida que fue transcurriendo la serie, sentía como aumentaba mi presión arterial. Excelente Thriller.

Para quienes quieran experimentar con este servicio primero deben encontrar algún programa o película que lo tenga disponible. En la página principal de netflix en la parte interior hay un enlace titulado «Audio Description» el cual te lleva a un listado de títulos con este servicio. Una vez escoges lo que quieres ver cuando comienza busca el menú para escoger el lenguaje preferido. Ahí encontrarás un menú que incluye la opción de «English with Audio Description», y a l seleccionarlo invitas a un descriptor que te acompañará a ver la película.

Estoy agradecido de que netflix tenga este servicio disponible, y tengo que indicar que recientemente itunes también anunció que comenzó a incluir títulos con este servicio en su listado de programación. Todavía no he probado el servicio de iTunes, pero supongo debe ser bueno.

@LibertyPR: No limites el acceso de ciegos a TV

Soy una persona ciega, que al igual que otras personas ciegas, utilizo la tecnología para poder disfrutar de muchas fuentes de información y entretenimiento como lo hacen las personas sin problemas de la vista. Los adelantos en la tecnología, junto a legislación han hecho posible que por ejemplo las personas ciegas podamos disfrutar de películas y programas de televisión gracias a la «Descripción de Audio». Esta descripción, como sugiere el nombre, es una descripción hablada de lo que ocurre en la pantalla que de lo contrario sólo sería percibido por personas que observan la misma. Es de esta forma en la que podemos saber lo que está sucediendo y que no se puede deducir por los diálogos.

La Comisión Federal de Comunicaciones, FCC por sus siglas en inglés, promovió legislación en años recientes para obligar a los proveedores de servicio y a las cadenas televisivas a proveer servicios accesibles para personas ciegas, y con otros impedimentos. Para más detalles te sugiero que busques la legislación llamada «heading level 1 Twenty-First Century Communications and Video Accessibility Act».

Entiendo que mi proveedor de servicio de cable TV en San Juan, la compañía Liberty, está obligada a cumplir con esta ley, dado que es una compañía con más de 50,000 suscriptores, el cual es el número mínimo para el cual se obliga el cumplimiento. Sin embargo, he notado fallas. Por ejemplo, y para ser específico, este fin de semana el canal FOX comenzó a transmitir una nueva temporada de la serie The X Files. Al buscar información sobre la misma en la página fox.com se indica que la misma se transmite con Audio Descripción. Desafortunadamente por alguna razón que no entiendo, la señal de Fox que transmite Liberty en PR no incluye el canal de audio con la descripción. Aunque la serie está disponible con Audio Descripción, Liberty no hace disponible este servicio para FOX en PR.

Otro problema de Liberty es que no proveen cajas accesibles para que personas ciegas podamos navegar por sus distintos menús. Estas cajas existen, y son provistas por algunas compañías de cable TV en los Estados unidos.

Considerando que Liberty se ha convertido en la compañía de cable TV más grande en Puerto Rico, solicito que esta compañía no limite el acceso a las personas ciegas que pagamos por sus servicios en Puerto Rico. Espero que contesten a esta petición.

Carlos M Contreras…

Córrelo, Camínalo, oRuédalo 2015

El año pasado participé en la carrera 5K «Córrelo, Camínalo, o Ruédalo». Esta carrera se realiza para recaudar fondos para el Campamento Vida Alegre que realiza anualmente el Centro María de los Ángeles en el cual participan jóvenes y niños con impedimentos. Los que me conocen saben que yo no soy atleta, que mi cuerpo no está diseñado para mucho ejercicio físico, y que incluso mi mente siempre trata de alejarme del ejercicio. Sin embargo, el año pasado el joven Sebastián Rosado le preguntó a mi esposa si yo participaría de la carrera. Sebastián fue el creador de esta innovadora carrera ya que debido a que tiene dificultades de movimiento, no le permitieron los organizadores de uno de esos 5K famosos de PR inscribirse en su carrera. Digo que Sebastián tiene dificultad en su movimiento ya que definitivamente no se puede considerar impedimento debido a que su actitud es la de derrumbar las barreras que otros intentan poner en su camino. Dada la actitud de Sebastián, no se me ocurrió ninguna excusa válida para evitar participar en la carrera del año pasado. En otros años mis hijos habían participado como voluntarios, y aunque un poco asustado una vez llegué al evento, decidí participar junto a mi esposa y a mi perro guía. Para mi sorpresa no me morí en el evento. Caminé a mi paso, y sorprendentemente no tuve dolores musculares, y casi no sudé, lo que es raro, ya que normalmente mi motor corre caliente y sudo de tan sólo pensar en movimiento físico o calor.

Yo no estaba compitiendo contra nadie, excepto conmigo mismo, y al finalizar descubrí que esa era la actitud de todos los participantes. Obviamente fueron muchos los que llegaron a la meta antes que yo, así que no se como los recibieron, pero si noté que a diferencia de otras carreras en las que el público y los participantes abandonan el predio a medida que van llegando mas personas a la meta, en esta el público iba aumentando en las gradas, al igual que las emociones. Cada vez que llegaba alguien a la meta, el aplauso era mayor que el que recibió el participante anterior. No tengo que decir que la celebración mayor era para Sebastián, el último en cruzar la meta, pero que nuevamente se había vuelto a ganar.

El año pasado publiqué una foto con mi medalla en Facebook y muchos me felicitaron y me indicaron que les avisara para competir en la carrera del próximo año. Ahora es el momento de que hagan válida su palabra. Este año la carrera se realizará el 20 de diciembre a la 1 PM saliendo la misma de los predios del Departamento de Recreación y Deportes. Espero encontrarme con todos los que indicaron que querían participar. Mis amigos ciegos que quieran hacerlo pueden llevar a su perro guía o su bastón. Vamos a caminar a un paso lento, haciendo paradas para que los perros tomen agua. No tengan miedo, que si yo caminé los 5 kilómetros, ustedes también pueden

Seguimiento Proyecto Animales de Servicio

El pasado 25 de febrero tuve la oportunidad de deponer en las vistas públicas realizadas en el Senado de Puerto Rico con relación a varios proyectos que tenían como objetivo reglamentar el entrenamiento y uso de animales de servicio en nuestra isla. Uno de los puntos que compartían los distintos proyectos era la creación de un registro de los animales de servicio. También se proponía la creación de un registro de entrenadores para que las personas que interesaban adquirir un animal de servicio pudieran tener acceso a una lista de entrenadores de calidad de manera que se evitaran las estafas. El último punto de importancia era el establecer multas para las personas que trataran de impedir el acceso o el disfrute de servicios protegidos por la ley a un animal de servicio.

En la vista hubo un consenso de todos los deponentes que el establecer el registro de los animales de servicio puede ser problemático ya que la realidad es que de acuerdo a la Ley ADA este tipo de registro o identificación no puede ser requerido en ningún lugar para permitir el acceso de estos animales. En adición, con relación al registro de los entrenadores mi postura fue que en lugar de que ese registro fuera manejado por la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos (OPPI), dado que el registro tendría el propósito de regular la práctica de los entrenadores para proteger a los consumidores,que lo más conveniente sería que el registro estuviera a cargo del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO).

Con relación a las multas sugerí que también se consideraran multas para las personas que intentan hacer pasar una mascota como si fuera un animal de servicio.

Dado que han pasado casi tres meses desde la vista esta semana le di seguimiento al estatus de el proyecto. Envié un correo electrónico a el secretario y al director ejecutivo de la comisión que tiene en el Senado el trámite de este proyecto. También le escribí a la senadora Hon.Rossana López León, quien preside la comisión, y a la Hon. María de Lourdes Santiago, quien fue la autora de uno de los proyectos. Sólo he recibido contestación de la oficina de la senadora Santiago en la que me indican que la comisión no ha hecho nada con el proyecto y me sugieren que me comunique con la oficina de la Presidenta de la comisión de manera que se establezca un poco de presión externa para ver si el proyecto vuelve a ponerse en movimiento.

Es lamentable ver como proyectos necesarios e importantes para un conjunto de la población son echados a un lado sin razón alguna. Posiblemente los usuarios de animales de servicio somos un grupo pequeño, pero seguimos siendo parte de la población de PR. Espero que el tema sea nuevamente atendido y resuelto a la brevedad posible.

Para los que quieran comunicarse directamente con la senadora Rossana López, su nombre en Twitter es @rossana_pr, y su correo electrónico es rolopez@senado.pr.gov.

Ponencia presentada en el Senado en relación a proyectos de animales de servicio

A continuación presento el texto de mi ponencia en las vistas públicas de hoy:

Ponencia Ing. Carlos M Contreras
Vista Pública del Senado
Comisión de Derechos Civiles, participación Ciudadana, y Economía Social
25 de febrero de 2015

Me llamo Carlos M Contreras Aponte, y soy una persona ciega que desde noviembre de 2011 utilizo un perro guía para realizar mis actividades cotidianas. Desde ese momento han sido muchas las ocasiones en las que se ha tratado de violar mis derechos, tanto en facilidades privadas como del gobierno, al tratar de impedir que yo acceda al lugar acompañado por mi perro guía. La ley federal “Americans with Disabilities Act”, mejor conocida como ADA protege desde el año 1990 el derecho de las personas con impedimentos a estar acompañados por animales de servicio legítimos, pero esto no ha sido un disuasivo para personas que tratan de impedir el disfrute del los derechos provistos por ADA. A nivel local se promulgó la ley 51 del año 1970, con algunas enmiendas posteriores, al igual que la ley 129 de 1995. Ambas leyes tenían la intención de garantizar el acceso de personas ciegas acompañadas por un perro guía. Desafortunadamente ninguna de las tres leyes mencionadas proveen un recurso que permita de manera fácil presentar una querella contra las personas que intentan limitar el acceso de animales de asistencia a servicios o lugares públicos.

En ambos cuerpos legislativos se han presentado proyectos cuyo propósito principal es el de crear un registro de animales de servicio, de manera que se pueda regular el uso de estos en Puerto Rico, y además se pueda penalizar , ya sea mediante multa, o incluso reclusión en cárcel, a personas que intenten violar los derechos de las personas con impedimentos que utilizan animales de servicio. Uno de estos proyectos es el P de la C 2066 el cual ya fue aprobado en la Cámara de Representantes, y el cual se encuentra en trámite en esta comisión. Mi intervención en este proceso se debe a que es necesario aprovechar la coyuntura histórica en el que ambos cuerpos legislativos han identificado la necesidad de atemperar las leyes locales sobre animales de servicio a las necesidades reales de la población que los requiere. En mi opinión, la legislación final que resulte de este proceso debe atender los siguientes problemas:

Las leyes locales no tienen la misma cobertura que la ley ADA en su definición del término “Animal de Servicio».
No hay penalidad para las personas o entidades que impidan o intenten impedir el acceso a lugares o servicios de una persona con impedimentos debido a que está acompañada por un animal de servicio.
No hay penalidad para personas o entidades que certifiquen un animal de servicio para una persona que no reúne los requisitos médicos para necesitar uno, o para las personas que pretendan hacer pasar un animal común como si fuera uno de servicio.

El proyecto de la Cámara 2066 tenía en su versión original serias deficiencias, siendo una de ellas el que proponía condiciones explícitamente prohibidas por la legislación federal. Por ejemplo, el proyecto establecía que el acceso de un animal de servicio podía ser condicionado a que se presentara la chapa de registro, así como una certificación provista por el entrenador del animal. Sin embargo, la ley ADA prohibe este tipo de requerimiento, y establece las preguntas que están permitidas hacer a la persona acompañada por el animal de servicio. Debido a las deficiencias, el proyecto sufrió muchas modificaciones, y finalmente la versión aprobada realmente no tiene razón de ser. El proyecto enviado al Senado provee para la creación del registro de animales, pero el inscribir los animales de servicio no es obligatorio, por lo que podríamos continuar teniendo perros que no cualifican como animales de servicio, pero que sus dueños tratan de hacerlos pasar como si fueran uno. Además, aunque el registro sería voluntario,animales de servicio que no se registren podrían ser afectados al tratar de limitarse su acceso debido a que no posean la placa. El proyecto de la Cámara podría ser mejorado si se incluyen algunos artículos del P del S 746 de la senadora Santiago Negrón. Del proyecto del Senado se deberían tomar los artículos que proveen lenguaje para el proceso de registro de los animales de servicio y de los entrenadores. Sin embargo, es importante también incluir lenguaje que permita que animales de servicio que no sean entrenados en Puerto Rico, pero que se entrenaron en una escuela que a su vez esté certificada o afiliada a alguna organización reconocida, pueda ser inscrito en el registro de Puerto Rico. Ejemplos de este tipo de organización son la International Guide Dogs Federation, para el caso de las escuelas de perros guía, o la Assistance Dogs International, para las escuelas de otros animales de servicio que no son perros guía. La falta de lenguaje que permita el registro de animales de servicio entrenados fuera de Puerto Rico es mi crítica mayor al proyecto P del S 746.

En adición, se debe considerar el incluir multas a personas que a sabiendas intenten hacer pasar un animal no cualificado como si fuera uno de servicio. También se debe penalizar a las instituciones o individuos que certifiquen animales de servicio que no están debidamente entrenados, o que incluso su dueño no padezca un impedimento. A sido la proliferación de perros no cualificados que han creado las situaciones que han resultado en que en algunos lugares se pretenda prohibir la entrada de animales de servicio reales. Debemos eliminar la impunidad que existe para las personas que intentan estar acompañados en todas partes por sus mascotas haciéndolas pasar por animales de servicio. El mejor disuasivo es el conocimiento de que podrían ser multados, lo que no ocurre en este momento. También es importante que la ley sea clara en lo que es la definición de un animal de servicio, de forma tal que los dueños de animales de terapia, animales de compañía, o incluso de animales de apoyo emocional sepan que sus animales no son considerados como animales de servicio, y por lo tanto no tienen los mismos derechos que éstos.

Como se puede observar de la descripción de los problemas que enfrentamos los dueños de animales de servicio, la creación del registro de estos animales no aporta en nada a la solución. Este registro sólo serviría para llevar estadísticas , lo cual ciertamente no es malo, pero sólo si es de manera obligatorio. El registro debe ser obligatorio, o no se debe realizar, pero no debe ser opcional. Los problemas pueden ser solucionados con legislación adecuada que no requiera el registro obligatorio, ya que a final de cuentas, en el momento en que ocurre un incidente en el que se pretenda limitar el acceso a un animal de servicio, la certificación de registro no puede ser solicitada. Incluso la existencia de este registro podría hacer que algunas personas piensen que tienen derecho a requerir evidencia de la certificación, lo cual es contrario a la ley federal. Si se aprobara el registro, quedaría pendiente cuales serían los derechos de personas que se encuentren de visita en Puerto Rico acompañados por un animal de servicio. Más importante que el registro, es el que las personas acompañadas por un animal de servicio entiendan que ellas son responsables por cualquier acto inapropiado que cometa su animal, sin importar la acreditación o certificación que posea el animal.

En relación al registro de los entrenadores, indica el P del S 746 en su exposición de motivos que la intención es crear un registro similar al que lleva el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) para los contratistas, de manera que futuros clientes puedan verificar la reputación del entrenador que pretenden contratar. Dado que esta es una justificación válida, lo aconsejable sería que este registro en lugar de ser mantenido por OPPI, el Departamento de Salud, o el Departamento de Agricultura, sea mantenido también por DACO, ya que el propósito sería garantizar los derechos de los consumidores a recibir un servicio de calidad en el entrenamiento de su animal de servicio.

En resumen, el proyecto final que surja sobre el tema de los animales de servicio debe atender como mínimo los siguientes asuntos:
Definición del término «Animal de Servicio».
Derechos de la persona acompañada por un animal de servicio.
Responsabilidades de la persona con impedimentos acompañada por un animal de servicio.
Penalidades para las personas que intenten impedir el acceso a servicios o lugares de personas acompañadas por animales de servicio.
Penalidades para entrenadores que certifiquen como animales de servicio animales que no cualifican.
Penalidades a personas que intenten hacer pasar una mascota como animal de servicio.

Como asuntos opcionales se podrían incluir los registros de los entrenadores, y de los animales, teniendo claro que este último existiría por un propósito estadístico, pero independiente a los derechos que cobijan a las personas con impedimentos que usan animales de servicio.

Por último, esta comisión también está evaluando el Proyecto de la Cámara 173 el cual pretende enmendar la ley 282 de 2002 que regula el transporte turístico terrestre de manera que se incluyan a todos los animales de servicio, y no sólo los perros guía, como animales que los transportistas están obligados a aceptar en sus vehículos. Deben enmendar el texto de este proyecto antes de ser aprobado ya que el mismo también incluye lenguaje contrario a la ley federal al indicar que se puede pedir evidencia de certificación. Este lenguaje puede crear problemas con los turistas, lo que afecta la imagen de nuestra isla.
Espero que mis sugerencias sean consideradas, de manera que se produzca un proyecto que sea de beneficio real para las personas con impedimentos que tenemos, y para las que podrían tener en un futuro, un animal de servicio.

Vista Pública en Senado sobre Proyectos de Animales de Servicio

La vista pública del Senado de PR en la que se atenderá el asunto de los proyectos relacionados a los animales de servicio será el próximo miércoles 18 de febrero a las 9:00 AM en el salón María Martínez. Este salón se encuentra en el anexo del Senado, cerca de la entrada que está localizada en el lado este del edificio, cerca del edificio de Medicina Tropical.

Hoy en la mañana me reuní, junto a Ramón Nevares, quien entrena animales de servicio, con el Lcdo. Pérez, quién es el Director Ejecutivo de la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y economía Civil del Senado. En la reunión también participó la senadora López León, quien preside esta comisión. En la reunión pudimos expresar nuestros comentarios a los proyectos que se estarán evaluando. Como buena noticia tengo que indicar que se nos informó que tienen la intención de preparar un proyecto sustitutivo, el cual incorporaría texto de los otros proyectos.

Entre las agencias que han sido invitadas a deponer se encuentran la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos, El depto. de Salud, el Depto. de Agricultura, El Dpto. de Transportación y Obras Públicas, El depto. de Educación, y otros que no recuerdo en este momento. Yo también tendré un turno para deponer, pero es importante que las personas que usen perros de servicio asistan a esta vista pública. No estoy pidiendo que estén 100 % de acuerdo con mi opinión sobre el asunto, o que incluso estén parcialmente de acuerdo conmigo. Lo importante es que hagan acto de presencia, y que dejen saber lo que piensan sobre este tema. Recuerden que en Puerto Rico no hay personas que sepamos más de este tema que nosotros que usamos nuestros animales de servicio los 7 días de la semana. Los senadores y las agencias que depondrán no son expertos en este tema, pero estoy seguro están dispuestos a escucharnos. Lo importante es que no se tomen decisiones sobre nosotros, sin que nos tomen en cuenta.